COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

lunes, 21 de noviembre de 2011

CENA NAVIDEÑA


Toda la casa está impregnada del olor del asado. Hasta el turrón huele y sabe a carne asada. No me gusta, como tampoco me gustan estas cenas navideñas, pero me obligan a asistir, no paran de darme la lata hasta que digo que sí. Todos me besan y me saludan con su falsa sonrisa de dentífrico, llenándose las copas una y otra vez para poder fingir la felicidad que no sienten. Las conversaciones insípidas se reparten por la habitación como un enjambre de abejas taladrándome el cerebro. Nos sentamos a la mesa y da comienzo el interminable baile de platos. Comemos como si fuese nuestra última cena y el mundo no amaneciese mañana…Por fin llegan los postres y es el momento de desvelar la sorpresa que les tengo preparada. Esta cena será inolvidable…
Golpeo la copa con el cuchillo para reclamar la atención de todos los comensales.
Un haz de luz rebota en el filo mientras lo dirijo a mi garganta. Me miran con asombro, los ojos se les abren y en la boca se les dibuja una mueca de asco mientras la sangre que mana de mi cuello les salpica la cara.
Rosa M.

Y Sucede me regalo su versión...  http://quenomecansodeser.blogspot.com/

Digiriendo la última Navidad 

Todo lo impregna ese asqueroso olor a asado. Hasta la abuela huele a carne en vez de a vieja como el resto del año. No cuento los besos que me dan, pero sí los que evito. La obligación me impide declinar la invitación que llega cada año de uno de los miembros de mi insípida familia. No hablo, me limito a comer y deglutir las extrañas o incluso estúpidas conversaciones de estas personas que me rodean e intentan contagiarme con sus deprimentes carcajadas. Pero esta cena será mi última cena. Con el postre llega el brindis, y aprovecho para tintinear mi copa de vino y acaparar la atención de todos los que allí pastan. Cuando todos los ojos se centran en mi, rebano mi pescuezo por debajo de la nuez. Lo hago con fuerza provocando con ello una fuerte explosión hemática que baña a propios y a extraños. Algunos vomitan mientras me ahogo en mis risas.
Sucede


64 comentarios:

  1. Rosa, Sucede, cada uno a su modo ha sabido retratar con maestría la desesperación y el hartazgo que a veces embarga a estas fiestas.

    Aplausos a repartir!!!!

    ResponderEliminar
  2. No se Rosa, pero ultimamente me dejas clavado en la silla erizandoseme los pelillos de la nuca. Ojo me gusta si, pero me asusta también. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Muy buena esa cena, yo soy del gremio de las que no me gustan tampoco, pero el final ha sido apoteósico la de las dos, geniales.

    Besitos y sponrisas a las cenas navideñas:-)

    ResponderEliminar
  4. Rosa, BRUTAL relato, tengo los pelos como escarpias.
    Había intentado leerlo en La Esfera pero, como aún no está publicado, no he podido.
    Cuenta con mi voto.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Habéis llevado hasta las máximas consecuencias el horror navideño, el que sentimos cuando todo se convierte en paz, amor y buenas intenciones por milagro del calendario. Es para pegarse un tajo... así, sin más, delante de todos, quizá entonces dejen la hipocresía la próxima navidad.
    Abrazos a ambos

    ResponderEliminar
  6. Me dejaste boquiabierta, excelente tu micro relato, has plasmado lo que muchos hemos pensado que nos gustaría hacer, en esas horrorosas cenas que se come hipocresía...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  7. Un buen regalo. Yo también había intentado leerlo en La Esfera pero todavía no se podía. Las cenas familiares son para eso y para más, aunque yo recuerdo algunas, hace ya muchísimos años, maravillosas. Lástima que nunca se vuelvan a repetir.
    Ambas versiones me han gustado mucho y se aprecia el estilo de cada uno. Felicidades a ambos.

    ResponderEliminar
  8. Hay muchos a los que la Navidad no nos gusta pero no por eso...
    Los dos textos están bien pero voy a marcar una pequeña diferencia. Rosa no adelanta el final, deja que llegue y nos sorprenda; en cambio Sucede lo menciona y se pierde un poco de la... desagradable sorpresa.
    un beso a los dos, Luisa

    ResponderEliminar
  9. Siempre digo más o menos un par de días antes de la lotería...
    Ojala pudiera salir corriendo ahora y no parar hasta después de reyes..
    Me gustó más tu versión, es menos arisca.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo odio las navidades, pero en estas de momento no tengo previsto cortarme el pescuezo.
    Me gustó mucho el relato.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que nos has puesto los pelos de punta.
    Llevado al extremo. Brutal, impactante.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Vaya... Las cenas navideñas!!!!
    Ya están acechando... jaja.
    Besitos, Rosa.

    ResponderEliminar
  13. Bravo por tus imágenes de cinema noir.
    Vaya manera de estropear una cena y casi que puedo contemplar los rostros de ésta familia disfuncional.
    Al personaje que narra , le hubiése resultado mejor no ir; aunque por lo dicho su proceso depresivo ya iba muy avanzado.

    ResponderEliminar
  14. Joder, lo podían haber pensado antes y se ahorran comprar la carne. Miedo me dais. Se leen muy bien.

    ResponderEliminar
  15. Uff, ha sido una Navidad bien diferente la vuestra sí, pero ambos la hacéis creíble, tanto que todavía siento el nerviosismo de haberme imaginado a quién de mi familia se le podría hacer tal celebración...y haberlo encontrado!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. La cena esta claro que inolvidable va a ser..

    Tal para cual, he podido ver el pavo salpicado con la sangre del protagonista...
    Los dos sois geniales.

    Besos Rosa :)
    Besos a Sucede :)

    ResponderEliminar
  17. La cosa va de cenas...Ayer precisamente escribí, sobre cena, la cena de nochebuena o la de nochevieja da igual...

    Habéis hecho las dos un buen relato de la tristeza, del compromiso, del bien estar, de estas cenas qué como siempre tienen que ser a "chorros de alegría"

    Maldita la gracia que tienen,hay que componerse con el "mejor delantal" para hacerlas, con la "mejor sonrisa" para comerlas, aunque no tengas ganas...

    Os felicito a las dos...La sangre y todos sus componentes no me son ajenos,ja,ja,ja...

    BESICOS.

    ResponderEliminar
  18. Sangrienta navidad, llena de turrones y champans salpicados por la suave ternura de la nada.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  19. AY... AMIGA ME HAS DEJADO HELADA, CONOZCO GENTE QUE SE HA SUICIDADO PARA LAS FIESTAS. TREMEDA TRISTEZA LES QUEDA A ESAS FAMILIAS PARA TODA LA VIDA.


    LO CIERTO ES QUE ESAS FECHAS NO ME GUSTAN NADA DE NADA. ES MÁS HASTA ME DA BRONCA CUANDO HABLAN DE REGALOS, FESTEJOS, COMIDA, ARBOLITOS, LUCECITAS... UFFFF SERÁ PORQUE PÀSÉ MUCHAS DE ELLAS EN LA AMARGURA TOTAL DE TENER A MI MADRE ENFERMA.

    BESOOOOOS

    ResponderEliminar
  20. Tercer intento para dejar mi saludo, en una entrada tan "entrañablemente navideña". :|
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ejem, ¿dónde habéis dejado el espíritu navideño?, jajajaja.
    Muy buenos los dos, a cual mejor.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Rosa y Sucede,la hipocresía de algunas cenas navideñas merece un corte así. Como una "explosión" de sinceridad.

    Saludos enorme a los dos. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  23. Hasta mi teclado ha salpicado la sangre navideña. ¡Qué hevy!

    Mil abrazos de osita.

    ResponderEliminar
  24. Rosa y Sucede, muy truculentos los dos relatos. Yo también hago como los invitados y me asombro de vuestros relatos. Mucha sangre para mi gusto, pero están muy bien los dos.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Son preciosos ambos textos... Felices Fiestas para vosotros también.jeje
    No en serio, me gustan, uno tan sutil y el otro tan explícito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Pues que te digo Rosa, realmente me dejas helado, pensando en esto, se que la vida no es buena, que tenemos tantos problemas en el mundo pero MATARNOS...interesante relato amiga, un placer leerte.

    Ps. ¿Es solo un relato? ¡espero que no sea una idea!

    ResponderEliminar
  27. Cada una a su modo a relatado las terribles cenas navideñas, pero no me matare por ello. Felicitaciones. Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. ¡Vaya dos os habéis juntado! jajaja, digo yo que dado ese final se podían haber ahorrado la carne ¿no?

    Muy buenos y en cierta forma divertidos.

    Besitos a ambos

    ResponderEliminar
  29. Me gusta mucho cuando se mezcla la Navidad con el horror, por algo el rojo de la sangre destaca tan bien sobre el blanco de la nieve, como en Fargo.

    ResponderEliminar
  30. PATRICIA
    Gracias guapa!!!
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  31. KARRAS
    Jeje me encanta que se te ericen los pelillos...Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  32. SIMPLEMENTEYO.
    Creo que somos muchos a los que las navidades nos producen dolor de estómago. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  33. ANA CRESPO
    Hoy ya lo puedes leer en La Esfera...Gracias. Como me gusta que se te pongan los pelos como escarpias!!!
    Besazos desde el aire

    ResponderEliminar
  34. ANITA
    Que razón tienes...Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  35. SCARLET
    A mi me gustaría dormirme y no despertar hasta después de reyes. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  36. MAR HORNO
    Si, algunas cenas de antaño fueron muy buenas...Pero hoy por hoy podían desaparecer del calendario. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  37. LUISA
    No lo hacemos, no. pero sobre el papel podemos hacer lo que queramos... Gracias por tu lectura y tu comentario.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  38. MIENTRASLEO

    Gracias por la parte que me toca.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  39. CYBRG
    Y que ni se te ocurra, jeje...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  40. MARIOLA
    Jeje, gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  41. CARLOS DE LA PARRA
    Es lo que tienen las navidades que agravan más la depresión. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  42. XIMENS
    Cuánto me gusta darte miedo, jejeje...Gracias por la parte que me toca y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  43. PALOMA HIDALGO
    Ufffff da miedo tu comentario... Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  44. DOÑA M.
    Jejeje más que pavo aquí sería un buen lechazo o cochinillo...Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  45. CABOPÁ

    Son días de sonrisa de dentífrico como digo yo aunque por dentro... Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  46. ADIVÍN
    Gracias por poner el punto poético a esta sangrienta cena...

    Besazos desde el aire

    ResponderEliminar
  47. Luján son días para extrañar a los que no están...Más que feliz navidad es triste navidad...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  48. EDUARDO
    Cuánto siento tus problemas con el dichoso Blogeer...

    Besazos desde el aire

    ResponderEliminar
  49. TOWANDA
    Pero...existe eso? jejeje. Gracias y besotes desde el aire

    ResponderEliminar
  50. LUNA
    Ganas dan, no creas que no...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  51. LOLA
    Jejeje...Para limpiar ponte guantes!!!
    Gracias y besazos desde el aire

    ResponderEliminar
  52. NICOLÁS
    Lo bueno de esta sangra es que ni mancha ni huele, jejeje...Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  53. ALBERTO
    Feliz Navidad para ti también, jejeje. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  54. SL
    Jajaja, no ha llegado mi hora...Por lo menos que yo sea...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  55. LAPISLAZULI
    Ni yo lo espero, jejeje. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  56. ELYSA
    JAJAJAJA pero no hubiese quedado tan bien,no?
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  57. MANUESPADA
    Y sobre un blanco mantel de una cena navideña. Gracias, también me gusto mucho Fargo.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  58. Ostras, Rosa... menuda cena navideña... Al protagonista no es que no le gustase el evento familiar, es que no le gusta la vida y tiene un punto exhibicionista absoluto... menudo final.
    Y El relato de Sucede ahogándose en las risas me parece total...se ahoga en risas, sangre... muy gore en el sentido más extricto de la palabra.
    Besos

    ResponderEliminar
  59. SIGRID
    Estaba harto de tanta felicidad fingida, jeje...Gracias por la parte que me toca, seguro que ha Sucede le gusta tu comentario.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  60. Recordarme que no se me ocurra ir de cena de Navidad con vosotros...

    Besos!...muy buenos ambos!!

    ResponderEliminar
  61. JUANLU
    Jajajaja Si con esto me quieres decir que te invite a cenar...Vale estás invitado...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  62. Joer, Rosa, y yo pensando que a veces soy muy oscuro.
    Bestial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  63. TORCUATO
    Jejeje...Creo que todos llevamos un ser oscuro en el interior...Gracias!!!

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  64. ENE
    He rescatado tu comentario del dichoso Spam. Perdona y gracias
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email