COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

sábado, 24 de diciembre de 2011

EPITAFIO

Nací un 14 de Abril
y en ese preciso instante
empecé a morir…
Morí de penas un poco,
morí de amor, de risas,
de desencanto.
A veces de aburrimiento, morí.
El sufrimiento, también ayudo…
De dolor propio,
del dolor ajeno…
Con lágrimas en los ojos...
con una sonrisa en los labios.
Si tienen un momento...
Acuérdense de mí.

Rosa M.

38 comentarios:

  1. Imposible olvidarte. Me ha gustado mucho, es tal cual la vida. Un bessito

    Aprovecho para desearte Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  2. Muy poético este epitafio. Muy de Rosa. Pienso como Men, imposible olvidarte.

    FELIZ NAVIDAD y lo mejor para el nuevo año. Y nosotros que lo veamos. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho Rosa. Gracias por compartir.
    Jose

    ResponderEliminar
  4. Precioso epitafio, muy sentido.
    Aprovecho para felicitarte la Navidad.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Que descanses en paz, has muerto de tantas cosas, que va a resultar difícil resucitarte. De todas formas está atenta.

    Bonito epitafio, algo triste, tal vez como reclama la ocasión. Gracias y saludos

    ResponderEliminar
  6. Oh, Rosa, perteneces al grupo que se ha tomado en serio la muerte propuesta por Manu. Es muy serio y triste (como morirse). Estás a tiempo de enmendar y buscar la felicidad. Pero claro, también dice mucho de ti, esa generosidad por el sufrimiento ajeno. En fin, que como veo que va en serio, pues que no me permito bromas. Nos leemos en el cielo

    ResponderEliminar
  7. No te olvidamos ni un poco. Mañana vendremos a buscarte por aquí, ¿lo sabes, verdad?, ¿estarás?
    Un beso fuerte, Luisa.

    ResponderEliminar
  8. Seguro que no te olvidaremos, Rosa. Tú, desde el aire te reirás de nosotros. Aunque, allí, en el aire, nos encontraremos

    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  9. Claro que nos acordamos de ti, Rosa. Y te esperamos mañana por aquí. No faltes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pienso seguir acordándome de ti, Rosa más fermosa, durante muuuucho tiempo.

    ¡Buen viaje!

    Abrazos, los justos para llegar.

    ResponderEliminar
  11. Me acuerdo de vos sonriendo con labios y ojos, querida amiga.

    Un enorme beso!!!!

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito.
    Y buena la iniciativa, a la que me he sumado de una forma algo menos lírica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Nunca podría olvidarte, siempre en mi recuerdos y con una sonrisa estaras Rosa.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  14. Un epitafio muy emotivo, Rosa. Tus letras y tus besos voladores perdurarán para siempre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Yo tengo miles de momentos así que me acordaré mucho de ti.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado tu epitafio navideño, Rosa. Abrazos desde el mas allá.

    ResponderEliminar
  17. "Con lágrimas en los ojos...
    con una sonrisa en los labios."

    Así me quedo y espero ver mañana tus aires nuevos....

    Besicos salados (por las lágrimas)

    ResponderEliminar
  18. Rosa delicada hasta para la última despedida. Me encantó. Es precioso.
    Feliz Ranidad (a tí más que a nadie, ya sabes. Bss)

    ResponderEliminar
  19. Muy tú, Rosa. Emotivo hasta decir basta... ¡Pero mañana te quiero aquí! No tengo ganas de no olvidarte porque vamos a seguir "dando guerra"

    Besitos desde el más allá

    ResponderEliminar
  20. Con lágrimas y sonriendo, no es mala manera de morir.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Veo que muchos habéis optado hoy por el epitafio. Yo me he quedado un lado, típico de mí, aunque he publicado algo que también tiene mucho de muerte...cosas del azar.
    Tu epitafio es un canto de versos magistral.
    besos.

    ResponderEliminar
  22. Rosa, llego un poco tarde pero muy contenta de llegar hasta aquí. No sólo me acordaría de tí, sino que leería en voz alta este bello epitafio que demuestra tu vida intensa.

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  23. Es cierto! comienzas a morir desde que naces y mueres de todo y mueres de nada! conmovedor y reflexivo epitafio a la vez! esa fusion involuntaria de alegria y tristeza me mantuvieron entretenido! singular forma de expresarte! no se como llegué aqui pero a sido un gusto disfrutar de este blog! y aqui estaré en tus proximas entradas! Saludos

    ResponderEliminar
  24. Nunca se ma habia ocurrido que se escribiera su propio epitafio. Muy bueno. No es posible olvidarte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Oh, un fragmento vacío más.
    Internet se quiebra con tanta ausencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Rosa, te mando un abrazo enorme y un millón de sonrisas. Felices fiestas. Sonríe cada día. Y feliz invierno.

    ResponderEliminar
  27. Te quedó sentido y emotivo; pefecto.
    Un besazo fuerte.

    ResponderEliminar
  28. Hola Rosa, vecina silenciosa de subsuelo, iba de paseo por el cementerio y me encontré con tu escrito. Me gustó aquello de nacer y empezar a morir, todo junto, todo a la vez. Y la ilustración - lápida - me ha parecido brillante, con esa rosa, contrapunto de la piedra. He llamado pero nadie ha abierto, tal vez has ido a empadronarte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Para ti siempre habra un momento.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  30. Valiente Rosa. Adorable epitafio. =) sos tan cálida. =) Sí que te recordare.
    Te dejo besos!

    ResponderEliminar
  31. Rosa, como he comentado a Nicolás, esto de los autoepitafios me da mal rollo. Aún la curiosidad me picó y no me he resistido a leerlos.
    El tuyo es precioso... emociona la verdad... Espero que abunden más las risas que otra cosa en ti vida.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  32. Hola Rosa, me he dado un paseo por este mágico rincón tuyo, ¡con tantas expresiones bellas! Tu epitafio es enternecedor.Pero, . . .demasiado anticipado para escribirlo. . .vaticino. Igualmente, es un hermoso mensaje muy acorde el ciclo de la vida. Aprovecho, Rosa para desearte un feliz 2012, en compañía de tus seres queridos. Que tu vena de escritora permanezca viva. Te mando un fuerte abrazo muy , muy perfumado.

    ResponderEliminar
  33. Otra con el epitafio...
    La madre del Tano!!!

    En fin...

    Nenita, tú con tu sonrisa en los labios estarás por muchisimos años cerquita...

    besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  34. Gracias a todos por acompañarme en esta muerte literaria. Pero ya es hora de resucitar y seguir dando guerra...

    Mil besos desde el aire a todos y todas...

    ResponderEliminar
  35. Vengo del blog de MEN por eso del epitafio, ya que dejó tu enlace, y de paso a conocer tu blog.

    La verdad es que me da un poco de yuyu todo eso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Gracias, Rosa, por devolverme la visita, eres muy amable.

    Un beso y feliz 2012.

    ResponderEliminar
  37. Lo intentaré, aunque soy más de hacer caso a los vivos y a veces a las voces.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email