COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

lunes, 17 de junio de 2013

LAS ABUELAS CIEGAS



Desde que ha regresado al pueblo, Paula no deja de agarrarse el vientre. Lo cobija entre sus manos intentando protegerlo. Las noches las pasa en duermevela, con miedo. La tía Elvira y la abuela cuchichean y fijan su mirada, ciega de rabia, en la ventana desde donde ella las observa. Mientras, con una calma pasmosa, le retuercen el cuello a un pollo.

Rosa M.

Viernes creativo con Fernando Vicente

17 comentarios:

  1. Esa imagen final tan cruda y tan llena de una realidad cruel da un tono costumbrista al microrrelato.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nel, eso pretendía.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  2. Me encantó cuando lo leí en viernes Creativo y vuelve a encantarme ahora. Magnífica imagen nos presentas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yashira. Un gusto encantarte ;)

      Besos desde el aire

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Un poquito sólo José Luis.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  4. Hola Rosa, pero ¿de dónde te sacas estos pequeños bofetones finales?... ¡La escena del pollo es para agarrarse el vientre y para no ir al pueblo nunca más!, jaja...

    Me gusta porque la escena está recreada con las palabras justas, muestras lo que quieres decir sin llegar a decirlo y termino con un pollo en mi cabeza que me va a costar arrancármelo en varios blogs.

    Besos desde mis palabras y gracias por tu apoyo incondicional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, gracias Laura. Al final el pollo es el culpable de todo y el que lo paga. Los finales los saco de la vida, de este país nuestro, tan nuestro.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  5. Rosa, qué bien dibujada la escena, resulta plástica, casi cinematográfica. Me ha gustado cómo has narrado esa historia abierta, terrible...

    Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Petra, a mi me gusta que lo veas así.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  6. Igual que me gustan las pelis de boina y paredes encaladas, me fascinan los textos de abuelas de negro y pollos sacrificados. Buena historia, con todo lo implícito, y buena imagen final. Quizás ganaría aún más si esa última frase, con un punto en algún lugar ;-), se convirtiera en dos. A mi subjetivísimo, ojo, modo de ver.

    Enhorabuena. Un abrazo,

    D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por la sugerencia. He puesto el punto y tienes razón, le hacía falta.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  7. Paula debería huir de ese pueblo, llevarse a "su pollo" a otro gallinero. Ya sabe lo que le espera...
    Te sales, Rosa

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está atrapada América.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  8. Me gusta muchísimo Rosa. Breve, intenso y te deja esa desazón doble de temer por Paula y por su futuro hijo y también de querer saber más. Porqué ese odio que se adivina primario y cruel.

    No se puede sugerir más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias M!!!

      Besos desde el aire

      Eliminar
  9. Afortunadamente para ella, lo del pollo sólo son supercherías.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email