COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

jueves, 24 de abril de 2014

EXTINCIÓN

Foto de JeeYoung Lee

Macarena no tenía salvación, ni la quería. Por mucho que Jorge se empeñara en subirla a su arca, por mucho que quisiera conservar la especie en el útero de Macarena, ella se negaba. Prefería extinguirse, deshacerse, explosionar en colores brillantes, llenar el mundo y que el mundo la llenara a ella. Quería ser un animal en peligro de extinción. ser el último en su especie. Y cuando llegase su hora, sentarse erguida, plena, ver ponerse el cielo de naranjas y que su cuerpo, cáscara ya vacía, se lo llevasen las olas.

Rosa M.

11 comentarios:

  1. Puede que dejarse extinguir sea explosivamente hermoso en lo literario pero para mi es un gesto triste y desesperado, absurdo puede que también un poquito... siempre se puede desembarcar en algún bonito puerto...

    Como siempre tus relatos no dejan indiferente por eso me gustan tanto. Un besote Rosa!!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tú eres el único puerto...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho el relato. Es fascinante cómo una misma imagen puede inspirar historias tan diferentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno tenemos nuestra forma de ver las cosas, de sentirlas y contarlas...
      Besos desde el aire

      Eliminar
  3. Así quiso vivir, extinta. Buen personaje.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así lo quiso. No tiene la necesidad de perpetuarse.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  4. Lindo Rosa. El extinguirse por completo, ser de nuevo la nada o el mismo universo es una idea romántica. No dejar las generaciones, que nos olviden.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email