COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

viernes, 30 de septiembre de 2016

CANÍBAL

No pasa un solo día sin un ay, sin un me duele mucho, sin un me falta el aire, sin un cuando comemos. No pasa ni un solo día sin media docena de pastillas en la cuchara, en turnos de mañana, tarde y noche. Ni un solo día que no mire aquellas pastillas de colores rojo, azul, amarillo, en el que no piense, en el que no añore, aquellos años mozos en los que los colores estaban en los globos que sujetaba con cintitas a la mano.
Y ahora se mira esas manos, blandas, temblorosas, arrugadas, que no reconoce como suyas y, vuelve a quejarse y, mira el reloj y, grita por cada mordisco del tiempo.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. sí...es un mal expandido

    mi ultima entrada habla de eso

    ResponderEliminar
  3. Es la implacable ley de la vida. Luego en cad uno está cómo afrontarla.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email