COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

viernes, 6 de mayo de 2011

FIN DE FIESTA



Me levanté por la mañana,
no sabía donde estaba,
nada me sonaba.

El dolor de cabeza,
pulsaba  en la sien
tac, tac tac,

¡en breve explotará!.

El estómago en un puño,
los ojos
como al revés.
Miran,
pero no ven.

El tiempo se desdibuja

¿----?

¿Dónde estuve?
Y
¿Con quién?

Busco el baño en el desastre,
necesito refrescarme.

¡Un café!
me vendría bien.

Salgo a tumbos de la casa.
El sol me abrasa.
¿Dónde estarán mis gafas?,


No encuentro mi coche.
¿ las llaves,
 la cartera?.

¡Menuda caminata me espera!.

Me siento tan destrozado,
roto,
abandonado,
que me prometo a mi mismo,
no ir de fiesta otra vez.

Eso digo de momento,
 luego ya no me acuerdo.

Y me voy
de fiesta otra vez.

Rosa M.





4 comentarios:

  1. Ja... parece que me han robado el pensamiento!!, Yo creo que hay que salir o siempre o nunca; porque si sólo lo haces a veces... pasa lo que pasa, que te coge con ganillas y al final... puffff...llegan las promesas q luego se olvidan, no? Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hay ciertas promesas, que es mejor olvidar...o no?
    Saludos de fiesta

    ResponderEliminar
  3. La mañana de después de un fiesta siempre es "confusa" pero veo que esta es de las grandes.
    Lo importante es haber sobrevivido a ella, la información de lo que hicistes ya te viene sola.

    Un saludo Rosa ;)

    ResponderEliminar
  4. Muerte, mejor que no te lo cuenten...Si no quieres ponerte roja, jajaja
    Saludos sin resaca.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email