COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

domingo, 5 de junio de 2011

LA DIETA



Hoy es el día, lo tengo decidido.
Esta mañana al levantarme me he subido a la tan temida báscula y casi me da un infarto. No voy a decir el peso, es demasiado horrible.
Me pongo a dieta, desde este momento.
Desayuno como manda la dieta, como sin pasarme ni un gramo, y he hecho el almuerzo, (que esfuerzo)  meriendo y ceno ligerito.
Pasan los días y sigo sin desfallecer comiéndome la triste lechuga y la pechuga a la plancha  ¡que tristeza! Mientras sueño con unos huevos fritos con puntillas.
Es el día de enfrentarme a la temida báscula, me subo, miro hacia abajo, y lo que ven mis ojos no tiene sentido, vuelvo a mirar para cerciorarme.  

                             HE   ENGORDADOOOOOOO!!!

Cómo ha podido pasar, si no he comido ni medio gramo más de lo que pone en la dichosa dieta. Esto no puede ser.
Me cojo un cabreo que me dura dos días, pero no desisto, me auto convenzo y sigo con la dichosa dieta.
A todo esto mi pobre familia soportando mis malos humores sin decir ni pío.
Paso otra semana de hambre, ganas de huevos fritos y un humor de perros y llega la hora de volver a pesarme.
Me subo  a la báscula con terror….
Esto es imposible, alguien me está tomando el pelo.
Despotrico como si estuviese poseída por las furias. Mi familia huye a refugiarse en  las barricadas en un intento de evitar la refriega. Camino por la casa como una posesa. En un descanso para coger aire me fijo en un post pegado en la pantalla de la televisión.
Mamá enciende la tele.
Mientras enciendo la televisión sigo protestando.
¿Queeeee? No puede ser.
En la imagen una mujer, en plena noche, con un pijama idéntico al mío, delante del frigorífico con un trozo de chorizo en una mano y en la otra, un buen trozo queso  manchego.
Creo que desaparecí de lo pequeña que me hice. No podía creerme que la mujer del vídeo fuera yo.

Rosa M.

Nota del autor.
Este relato es pura ficción. Cualquier parecido con la realidad es fruto de la casualidad. Jejeje.

14 comentarios:

  1. jajajaja!!!
    pero eras consciente o sonámbula??? jaja
    Si es que lo primero que tenías que haber hecho es dejar de comprar esas cosas que engordan y poner a toda tu familia a dieta!!! jaja
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Aunque tu relato es ficción, a mi me ayudado.

    (Yo me entiendo)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ja ja!! Suele suceder...
    Por reiterativo que sea es preferible no callarlo: el asunto no es ser flaca sino estar sana.
    A veces las publicidades, siempre mañosas, nos confunden al respecto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sucede. Creo que estaba sonánbula. Pero...No as leído la nota a pie de página? Jajaja.
    Abrazos conscientes desde el aire.

    ResponderEliminar
  5. Africa. Me alegro que te sirva de ayuda.
    Abrazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  6. Patricia. lo más importante es quererse a uno mismo, seas como seas. Y estar sana por supuesto.
    Besos aéreos.

    ResponderEliminar
  7. Je je je, me parto contigo. Sí te sirve de consuelo mi hermana es sonámbula y hace eso, pero su obsesión es el cola cao con galletas, se pone morada la tía por las noches, y solo se entera al día siguiente cuando ve la taza encima de la mesa je je. Animo rosa tu puedes…huy perdón quería decir que pobrecita la señora de la dieta. Un bessito

    ResponderEliminar
  8. Aupa Rosa!!
    pues no, jajaja, no había leído la nota... pero me ha sonado muy real... jeje
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  9. Aunque tu relato sea ficción, supongo que lo dices porque no es autobiográfico, porque el relato es totalmente real, me he visto retratada yo misma en algun momento de mi vida, se perfectamente el cabreo, el mal humor, y lo trizte que es comerte una lechuguita con un filete de pollo, uffff!

    Bueno Rosa, un saludo ;)

    ResponderEliminar
  10. lo dije una vez y lo vuelvo a decir: la única dieta eficaz es la de los prejuicios

    ResponderEliminar
  11. Men...Qué es ficción!!! jejeje
    Un beso desde el aire.


    Sucede. Hay que leer la letra pequeña...Que luego pasa lo que pasa, JEJEJE.
    Saludos gordos desde el aire.

    ResponderEliminar
  12. Doña M. Es muy triste la vida solo a lechuga... Hay qué ponerla SABOOOOR!!!
    Besos gordos desde el aire.



    Elchiado. Tienes toda la razón ... A los prejuicios ni agua.

    Besos aéreos.

    ResponderEliminar
  13. Cierto que como bien dices es ficción, pero es tan real como la vida misma... a muchas mujeres les pasa, creeme que lo digo por experiencia...
    Y no hablo de pasarse... lo peor es que lo hagasa bien, pierdes peso despues de meses de sacrificio vegetal y en dos dias de huevos con puntilla has recuperado todo!!
    Frustrante!!
    Así que... Viva los huevos con puntilla... y si son acompañados de choricillos..mejor que mejor.

    Besazo guapa.

    ResponderEliminar
  14. Galatea. Me apunto a esos huevos con choricillo. Mueran las dietassss!!!

    Besos gordos desde el aire

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email