COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

miércoles, 8 de junio de 2011

SOLEDAD

,

Cuando nació se le marcó el nombre a fuego. Soledad.
Quedó impreso en su piel, en su boca, en todo su ser. Dura y fría nació. Nadie la quiso.
Su madre la repudió, no la amamanto, la abandonó en un rincón.
La falta de madre la endureció, agrió el carácter y cuarteó la piel como a las tierras baldías zurcidas por los vientos.
Pero algo en su interior latía, se revolvía. Un corazón.
Creció sin palabras, asustada, asustando. Se escondió. Entre la maleza, observando.
Abandonada y sola, su piel cambió de color. Como camaleón en roca, se camufló. Mimética con el entorno, los animales en su cuerpo encontraron refugio.
 La corretearon acariciándola con sus lomos, besándola con sus hocicos, llenándola con caricias de sus patas.
De repente un sentimiento que la atrapa, la calienta y llena sus ojos de lágrimas, produce un ruido sordo que acelera llenándolo todo. Un corazón desbocado latiendo más y más deprisa…
Una gran explosión... Un estallido perdido.
Solo quedó un corazón rojo, expuesto, sin envoltorio.
Que un lobo se llevó en la boca.
Rosa M.

21 comentarios:

  1. Final incierto para una historia dura de autosuperación. El amor rompe cualquier coraza, es como el agua que horada, pacientemente, las rocas. Bello relato. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pedro. Me encantan tus comentarios.
    Con perspectivas bellas de duras penas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Sea entonces un lobo sin corazón, para que viva en él si decide devorarlo...

    Bss

    ResponderEliminar
  4. Elchiado. Siempre viendo el verso en mis letras. Te lo agradezco.

    Besos con corazón desde el aire

    ResponderEliminar
  5. Precioso, Rosa, precioso y lleno de fuerza...
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Un relato maravilloso e intenso con un final abierto que deja pensando hondo. Excelente, muy bien logrado. Me gustó y te sigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Rosa, me encantan Todas tus entradas pero es que esta es EXPLOSIVA. Que final, te vas suoerando, voy a leerlo otra ves...

    Un beso Rosa ;)

    ResponderEliminar
  8. Rosa, me encantó esta imagen:
    "cuarteó la piel como a las tierras baldías zurcidas por los vientos."
    Y ese final tan abierto y vital, mmm, para darle unas vueltas y pensarlo despacio. Precioso, muchos besos
    Rocío

    ResponderEliminar
  9. Esto es super sangriento Rosa!!
    Me ha encantado, esa imagen final es muy agria, ese lobo con la boca llena.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  10. A mí, como nombre de muer, me encanta.
    Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos!!!
    Hoy a sido un día especial y maravilloso. No tengo palabras para describir tantas emociones y tan intensas. Y llegar a casa y encontrarme con vuestras palabras no hacen si no poner un broche de oro a esta maravillosa tarde.

    Besos, abrazos y achuchones desde el aire.

    ResponderEliminar
  12. Jorge.Gracias estoy emocionada.
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  13. Alma Mateos. BIENVENIDA!!!
    Estas en tu casa. Gracias por tus hermosas palabras.

    Abrazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  14. Doña M. Lee,lee todo lo que quieras.
    Snif,snif, Se me escapa una lágrima.

    Besazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  15. Rocio. Un plcer leerte hasta comentando. Millones de gracias.
    Besazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  16. Sucede. Uno con sangre y visceras. Espero que algún día retrate a los muertos tambien como los describes tu.

    Besos pucelanos desde el aire.

    ResponderEliminar
  17. Raul. Un honor tu paso por mi casa.
    Abrazos desde el aire de la meseta castellana

    ResponderEliminar
  18. Me encantó el relato de la transformación! Ojalá el lobo lo lleve para cuidarlo... nadie sabe. Un beso grande!
    PD: Soledad, Libertad, Esperanza, Aurora, Amparo... y muchos más... son nombres de mujer... me dejas pensando en eso Rosa.. Beso! (otra vez)

    ResponderEliminar
  19. Corina. Los lobos nunca suelen llevar buenas intenciones.
    Son nombres para reflexionar.
    Besos desde el aire.

    ResponderEliminar
  20. Era un lobo listo, escogió el cofre dónde guardaba su alma. A veces necesitamos que unas mandíbulas rompan las estructuras y nos liberen de nosotros mismos.

    Cuanto me gusta perderme en tus palabras, Rosa, excelente.

    Un fuertísimo abrazo

    ResponderEliminar
  21. Lia.Este lobo se llevó el corazón limpio sin nada que romper...

    Y a mi en las tuyas!!!

    Besos desde el aire.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email