COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

martes, 27 de septiembre de 2011

ESTO ES UN ATRACO!!!

Dejo a los niños con mi suegra, que vive en la casa de al lado, y me voy corriendo al cajero automático, creo que ya han ingresado la nómina. Hoy es domingo y tenemos pensado ir al zoo con los niños.

Escojo el cajero de un banco que es interior, me parece más seguro, es temprano y no hay casi gente por la calle.

Entro corriendo y al darme la vuelta para cerrar la puerta,

 ¡zas!  alguien se cuela detrás de mí y me amenaza con una

 jeringuilla hipodérmica poniéndola muy, muy cerca de mi ojo

 y me dice, ¡saca todo lo que te de la tarjeta, o te pincho. 

 Rápido! Me quedo pasmada…

Y lo único que se me ocurre es ponerme a regatear con el 

atracador, que para mí, que tiene más miedo que yo.

Le digo que ni hablar, que si quiere que me pinche pero que 

no le puedo dar nada, que mis hijos tenían que comer todo el 

mes, que si la hipoteca, que si tal, que si cual... Vamos que 

le cuento mi vida en un minuto...

El me mira asombrado y dice pues dame 300 Euros y yo que 

no, que no puedo. Bueno pues dame 100. Y yo burra que 

tampoco y todo esto con la aguja a un centímetro del ojo. 

Pero de eso ni cuenta me daba. Al final, quedamos en 10 

Euros cifra que acepté.

No sé cómo metí la tarjeta en la ranura y acerté con la clave, 

pero lo hice.

El ladrón cogió el dinero, me dio un empujón y salió 

corriendo.

Cuando pude reaccionar y mis rodillas dejaron de temblar un 

poco, vi que a la puerta del cajero había varias personas 

mirando. Les pregunté por qué no habían hecho nada y me 

miraron con cara de asombro, dijeron que parecíamos una 

pareja discutiendo, nadie había reparado en que tenía una 

aguja a un centímetro de mi ojo.

Rosa M.

66 comentarios:

  1. Espero que sea ficción, ¡porque qué rabia da tanta exposición a ser dañada! Me incomoda terriblemente. ¡Y la apatía de la gente! ¡En qué mundo vivimos!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Julio, por desgracia está basado en hechos reales.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Rosa, yo sólo he sufrido un atraco algo parecido al que tú relatas y se siente mucha impotencia. Aquí la protagonista es muy valiente, se recomienda en estos casos no serlo. Tiene el relato un toque de humor para la situación que es muy bueno.
    Besos desde el aire.

    ResponderEliminar
  4. Por esta tierra, la práctica más habitual es la de un abuelete que una vez ha cobrado su pensión le roban en la puerta del banco. Ayer pude leer otra técnica, consistente en que los fines de semana se les roba a aquellos que saliendo de las discos un tanto "intoxicados", les dan un par de "hostias" mientras le roban lo que llevan encima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Espero que no te pasara a tí. Yo hubiera sacado hasta las pelusillas del bolsillo ante la vista de la aguja, no digamos ya el dinero. Espero no encontrarme en esa situación nunca. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Rosa, ¿hechos reales? pufff, vaya susto y vaya sangre fría.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo sé de uno que sí regateó con un caco y se repartieron a pachas lo que llevaba en el bolso. Eso sí, no había nadie mirando; aunque no sé si eso es bueno o malo porque el caco llevaba una navaja.
    Bueno, supongo que era bueno, que era un caco bueno.
    En fin.
    La gente, mires por donde lo mires, es increible.

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que poco puedes hacer pero tú hiciste mucho, hoy he visto bajar de un furgón a 6 rumanos sucios como no se puede uno imaginar, las mafias tienen invadida la ciudad, falsos cojos con muletas, te los encuentras por la calle descalzos y con los pies negros como tizones y aún queda gente que alimenta a esas mafias cuando aquí tenemos tanta necesidad.


    Un beso valiente Rosa

    ResponderEliminar
  9. Eres increible Rosa, conozco poca gente capaz de cambiar de registro de una manera misteriosa que haces que tus historias se metieran en nuestras casas y nuestras vidas. Nada como escribir sobre la vida misma para que al leerlo parezca todo literatura fantástica. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Rosa !! entonces es real !! Ufff !! Espero que no vuelvas a hacer eso nunca más !!! anda que si sale mal te ibas a arrepentir mucho tiempo... Menos mal que no pasó nada !! Eres de armas tomar eh !!
    jajajaj Casi te da el ladrón 10 euros a ti !!
    Besitos !

    ResponderEliminar
  11. La madre que me parió. Pero que sangre fria tienes mi niña. Claro que seguramente como bien dices el tuviese más miedo que tu. Lo de la gente.... jobar a donde estamos llegando. Un beso y ánimo

    ResponderEliminar
  12. ¡Insensata! Esta vez salió bien, pero podría haber acabado en un drama.
    En cualquier caso, un relato muy bien narrado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. La necesidad hace que nos volvamos todos un poco locos. Pero prefiero quedarme la parte cómica del relato y pensar que hasta a los malos momentos se les puede sacar la gracia. Eso sí, cuando el peligro ya no está al acecho.
    Besos, valiente insensata

    ResponderEliminar
  14. Ahora ya lo puedes contar, pero ¡uff! vaya momento. No te riño porque pasé por algo parecido y ni siquiera se llevó 10 euros, nada, casí que hasta me regala la navaja, ahora lo pienso y no me creo lo que hice y dije.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Nicolás, si hubiese visto la escena en televisión seguramente me hubiese reído mucho...
    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  16. Emilio, por allí y por acá... Los cacos andan muy listos...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  17. Mar, si me pasó a mi, si. Pero el miedo te hace hacer lo que no quieres...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  18. Puck, sangre fría? No...Mieditissss.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  19. Luisa la gente es tan increible que la mayoría se queda mirando y te hace un video y lo cuelga en Youtube en vez de ayudar.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  20. Saudades siempre hay alguien dispuesto a llenarse los bolsillos con la necesidad de otras personas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  21. Jolín Marta, y ahora que te puedo decir si me dejas sin palabras...

    Besos y abrazos desde el aire

    ResponderEliminar
  22. Jorge, algún día contaré la segunda parte, jeje.
    El miedo me hizo actuar así...Inconsciente que es una.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  23. Karras es una historia ya antigua, pero la gente me sigue sorprendiendo...Menos mal que también para bien...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  24. MJ. JAJAJA,no me riñas que fue sin querer, el miedo que hace lo que quiere.
    Gracias Maga y mil besos desde el aire

    ResponderEliminar
  25. Ana, lo mejor después de pasado el susto, es reírse de el. Gracias y besos desde el aire

    ResponderEliminar
  26. Elysa, nunca sabemos como vamos a reaccionar, nos salio bien pero como dicen por arriba nos podía haber salido muy mal...

    Besazos desde el aire compañera.

    ResponderEliminar
  27. Enfoque Anónimo.Aunque he borrado su comentario creo que por educación debo contestarle.
    Le rogaría que hiciese el favor de no dejar comentarios de esa índole en este espacio. Son problemas suyos y del señor Dyb, y no me competen.
    Si la próxima vez usted quiere comentar sobre lo que está aquí escrito estaré encantada con su comentario.
    Atentamente
    Rosa Martínez.

    ResponderEliminar
  28. Madre mia!!!
    Que atracador mas considerado, es que la crisis hace estragos....
    Me ha encantado.

    Besos Rosa :)

    ResponderEliminar
  29. Si no es ficcion, amiga que valor el que mostrastes ante tal situación, me quede frio, saludos desde mi querida Guatemala SL

    ResponderEliminar
  30. Me imagino que un buen escritor, es capaz de inventar algo así, yo no dudo de tus habilidades.
    Pero... si llegara a ser verdad...
    Yo me muero en ese cajero.
    Abrazos en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  31. De nuevo por tu casa, amiga. Siempre un placer.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. QUE TERRIBLE SECUENCIA PERO TAN REAL, YO ME SIENTO RARA CUANDO VOY AL CAJERO, MIRO PARA TODOS LADOS... SI HAY COLAS DE PERSONAS NO VOY Y EMPIEZO A DAR VUELTAS CON EL AUTO ALREDEDOR.

    PAREZCO YO LA LADRONA JIJII, PERO TENGO MIEDO.

    BESITOS

    ResponderEliminar
  33. Hay que tenerlos bien puestos para plantarle cara al susodicho..pero oye cuando se trata del pan de tus hijos...
    Lo que me parece increible es tu fuerza para mantenete firme, supongo que la adrenalina del momento y sobre todo que los demás no hicieran nada... que no vierno la jeringuilla?? anda ya!!

    Vivimos en un país cada vez mas desnaturalizado...
    Uff que vergüenza... en fin.
    Espero que te hayas recuperado del susto mi niña...
    Jolines... que hace la sire sin su Rouse???
    cachis la mar!!

    besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  34. Espero que te encuentres bien. Bien por ti, defendiendo lo tuyo, aunque como ya te han dicho algunos, a veces es arriesgado. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Doña M. tenía más miedo que yo o eso creo.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  36. Sl valor no creo más bien fue el miedo el que hablo.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  37. Kasioles, ocurrió como lo cuento y seguro que tu no hubieses muerto, jaja, nunca sabemos como vamos a reaccionar ante el peligro.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  38. Hiperión gracias el placer es mio.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  39. Luján, no se puede vivir con miedo, eso no es vivir. Cuídate mucho.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  40. Gala era lo que se me venía a la cabeza, que si le daba todo el dinero que iban a comer mis niños, ya ves que cosas...Fue hace mucho tiempo Gala pero ayer lo recordé.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  41. Montse fue el miedo el que habló por mi boca, insensateces.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  42. Y lo que se debieron reír los que vieran el resultado en las cámaras de seguridad.
    Historia increíble.

    ResponderEliminar
  43. Alberto no se si se reirian pero el chico acabó en la cárcel y yo no lo denuncié. Creelo es la verdad toda la verdad y nada más que la verdad, jajaja.Algún día contaré la continuación que es más increíble.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  44. Cómo, ¿si fue real? porque tiene algo de biografía. Falta que nos ayudemos más. Saludos Rosa

    ResponderEliminar
  45. Otra cosa no, pero negociadora eres un tanto, Rosita.

    ResponderEliminar
  46. Mucho valor tuviste, he visto que te pasó a ti...Yo habría hecho lo que me decía el atracador y después habría salido corriendo al WC....
    Besicos

    ResponderEliminar
  47. Eskimal autobiográfico, tal como lo cuento. Y la gente mirando desde fuera sin hacer nada. Tienes razón poca gente ayuda.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  48. Cabopá yo solo podía pensar en que el mes era muy largo y mis hijos tenían que comer. Cuando salí de aquel cajero las rodillas tocaban las castañuelas, jeje.

    Besos desde el aire guapa!!!

    ResponderEliminar
  49. Nunca se sabe como vamos a reaccionar frente a los delincuentes. Tuviste suerte. Que indignacion los otros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Lapislazuli, tuve muchísima suerte.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  51. Una vez me sacaron una pistola en Río de Janeiro y nó pensé en regatear, pero sí que me resistí un poco, y luego me dio un bajón al pensar lo que podría haber pasado. Besos.

    ResponderEliminar
  52. Manuespada uff, eso son palabras mayores, si veo una pistola me caigo de culo, seguro...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  53. La protagonista se arriesgó demasiado. Menos mal que todo terminó bien, pero podría no haber sido así.
    Y la gente.... ¡sin comentarios!
    Besos.

    ResponderEliminar
  54. Vaya que da repelús la situación, y más si está basada en hechos reales. A mi me pasó algo parecido una vez, cuando era adolescente, pero a punta de pistola. A veces lo de enfrentarse al ladrón no es por valentía, sino por no creer que se atrevan a quitarnos lo poquito que tenemos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. NO SE PUEDE VIVIR CON MIEDO, PERO A VECES TE PROTEGE, SOBRE TODO EN ESTE MUNDO QUE VIVIMOS HOY.

    UN BESO GRANDE.

    ResponderEliminar
  56. Cagoento Rosa! imagino que pasado el susto andarás bien, no? espero que si...uffff! yo no quiero ni pensarlo...

    Besos y abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  57. Me encantó Rosa. Es un excelente relato.

    Abrazos varios.

    ResponderEliminar
  58. Te iba a preguntar si estaba basado en hechos reales y veo que sí. Lo siento mucho. Has tenido que pasar un rato malísimo.
    Abrazos te mando,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  59. Atenea si tuve mucha suerte, si. Y la gente ya sabes la hay para todos los gustos.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  60. Sara, no se cortan un pelo y se atreven, son así de majos ellos.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  61. Luján el miedo nos puede salvar la vida es cierto. Pero en exceso te paraliza.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  62. Juanlu esto pasó hace ya muchos años. Ahora al recordarlo me da la risa...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  63. Pablo Gonz. Estuve cagada, con perdón, bastante tiempo. Ahora me da la risa cuando lo recuerdo.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  64. Lo bueno que tiene tener pinta kinki es que de momento, me he librado de los atracos.
    Lo lamento.

    ResponderEliminar
  65. Cybr. Nunca digas nunca...Que te dure toda la vida.La suerte de la que me alegro, jeje

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  66. Eres muy valiente, pero tal vez tuviste mucha suerte, nunca se sabe como van a reaccionar los atracadores, no te arriesgues tanto.

    Es muy triste que vivamos en un mundo tan individualista, indiferente, frío.

    Cuídate mucho amiga.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email