COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

sábado, 18 de febrero de 2012

NINGUNEADA


Entre los papeles del viejo baúl del abuelo, la señorita Adela encontró la receta para la extracción de la ricina. Lo estudió con aplicación y siguiendo todos los pasos con detenimiento extrajo el potente veneno. Exhausta se fue a dormir.
Al día siguiente se levantó con ganas de cocinar. Preparó la masa con cuidado, midiendo los ingredientes con precisión y solo añadió a mayores el resultado de la ponzoñosa extracción. Cuando la masa hubo reposado la vertió con mimo en los moldes blancos de papel y horneó.
Unas magdalenas apetitosas salieron del horno. Mientras canturreaba preparaba las bandejas con el mortífero manjar.
Cuando terminó lo metió  en el coche, se arregló frente al espejo y se fue a trabajar.
Con una sonrisa ofreció su regalo mortal de despacho en despacho. Nadie se resistió a probar…
Los teléfonos no callaron en todo el día, sin tener quién escuchara sus insistentes lamentos. Cuando se percataron del silencio reinante, ya era tarde, estaban casi todos muertos. Solo una extraña secretaria canturreaba mientras  paseaba entre los apestosos y retorcidos cuerpos.

Rosa M.

55 comentarios:

  1. El sabor dulce y gozaso de la venganza y el peligro de ningunear a la persona equivocada.

    Buen micro, Rosa. De los que dicen más que lo que cuentan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. Es que eso de ningunear es muy feo...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  2. Pedro gracias. Si es peligroso ningunear a la gente, nunca sabes que puede pasar...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Como la manzana envenenada... las apariencias engañan...
    Evidentemente, con esta mujer no se juega...
    Muy bueno =)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cori. Ya sabes vas tragando veneno y eso cuando sale nadie sabe por donde saldrá.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  4. Y es que las magdalenas caseras pueden tener efectos que perjudican seriamente a la salud...

    "Ningunear está feo" decía la leyenda de las fundas blancas de las ricas magdalenas...

    Me atrevo a decirte escribidora, que es de lo mejor,de lo mejor que te he leído...
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cabopá eres un encanto. Como tu dices ningunear está muyyyyyyyyyyyy feo.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  5. Me has sorprendido enormemente con este micro de terror. Y a mí que me gustan tanto las magdalenas. O debería decir que me gustaban? Por las dudas!!!!

    Un abrazo, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te sorprendas Patricia. Come las magdalenas con toda la tranquilidad no te veo yo a ti ninguneadora, jejeje.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  6. El sabor de la venganza mientras canturrea
    Muy bueno
    Abrazp

    ResponderEliminar
  7. Apetitosa venganza, sí señora. Qué cruel es la falsa apariencia...
    Muy bien contado, como siempre (sólo un pero si me lo permites, faltan algunas tildes agudas ( se levantó, preparó).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias CDG. Claro que te permito, y agradecidísima.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  8. Sobrecogedor! Muy bueno, Rosa. Y esta señorita Adela es un arquetipo bastante real, yo me he topado con alguna a lo largo de los años. Son las más silenciosas de la oficina, pero también las más peligrosas. Por suerte, no conservaban viejas recetas del abuelo.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurora. Jejeje no te fíes que en los baúles hay de todo...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  9. Basta ver a la Delegada de Gobierno y como la gastan otras mujeres que ocupan el poder político y económico para saber que como Adela no se las puede menospreciar, ¿quien decía que con la mujer la política y la economía se haría mas humana?, está claro que se equivocaron.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio a esas no las ningunea nadie, más bien están entronizadas...
      Besos desde el aire

      Eliminar
  10. Por eso no hay que aceptar no sólo caramelos, sino cualquier manjar que te ofrezcan, y menos si viene de compañeros donde hoy la solidaridad no existe y sí las cuchilladas.

    Abrazos sin hambre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Lola!!! cuchilladas traperas con alevosía y nocturnidad...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  11. Drástica forma de hacerle valer la suya!! yo soy más de las que dialogan y eso, aunque después de leer la eficacia con la que funcionan esas recetas que mezclan resentimiento y veneno... a lo mejor me lo pienso la próxima vez.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paloma gracias. Dialogar siempre es mejor. Por desgracia cada día sirve de menos. No quieren diálogos quieren ordeno y mando.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  12. La señorita Adela termino destapando el monstruo que llevaba dentro.

    Me encantó este relato de vengaza!!!

    Besitos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doña M. Todos llevamos un monstruo dentro...
      Besos desde el aire

      Eliminar
  13. Por eso no es bueno guardarse la rabia. Luego se convierte en veneno y no queda nadie en pie...
    Muy macabro y muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara. La rabia nos pudre y cuando sale no se la puede poner freno y arrasa.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  14. Con lo que me gustan a mí las madalenas caseras...
    Habría caído como la primera. ¡Qué bueno, rosa!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Towanda gracias!!!
      Lo dudo, no te veo yo ninguneando a nadie.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  15. Qué macabro final, que buen relato Rosa, vas manteniendo la expectación hasta el último momento, me ha gustado muchísimo, aunque a partir de ahora no se si aceptaré ni un bombón, según de quien venga, todo precintadito.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yashira. Ni precintado jejeje...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  16. Buen micro, me he quedado pensando en todo lo que no cuenta esta mujer que canturrea entre los teléfonos sonando y los cuerpos que apestan pese a ser "frescos"
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientrasleo gracias. Eso lo contaré en la precuela, jajajaja.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  17. Cuántas Adelas ninguneadas leerán este relato? Mejor no dar ideas...

    Me encantó, Rosa

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. ¡Ay Rosa!

    Que historia, nunca se sabe quién nos invita y con qué intenciones...

    Muy buen cuento.

    mariaorsa

    ResponderEliminar
  19. El ricino es uno de los venenos más potentes y no tiene antídoto pasado poco tiempo. Pero también es una planta muy bella. Digamos que es laatracción de la Dama de la Muerte (por ejemplo). Un beso Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Karras. Estuve buscando venenos y este me pareció el más oportuno para el relato tanto por su belleza como por su toxicidad.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  20. Me ha gustado mucho este micro. Esas magdalenas envenenadas, herramienta de la venganza de una secretaria ninguneada después de años y años de duro y competente trabajo. Me ha encantado. Los teléfonos sonando sin que nadie los descuelgue, es terrorífico. Un beso Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mar. Has dado en el clavo. Bien!!!

      Besos desde el aire

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. ¿A que si?...Gracias Cybrg

      Besos desde el aire

      Eliminar
  22. Suculentas magdalenas, tan sabrosas y...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adivín ¿ No habrás comido? Jajajaja.

      Besazos desde el aire

      Eliminar
  23. Terrible situación la de los teléfonos sonando ¡qué culpa tenían los clientes Rosa!. Y las magdalenas ....¡con lo ricas que saben! ...y la historia que cuentas detrás de lo escrito ...la venganza de quien nadie sospechaba ...

    ¿Sabes? , esa imágen me recuerda a las ilustraciones de Benjamín Lacome, ¿es de él?.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lauri. No se de quién es la ilustración pero me gusto. Si lo sabes me lo dices que pongo la autoría.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  24. Essta señortia Adela tuya me cae muy bien, no sé, me gusta su estilo, jajaja

    Besitos a montones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa la tendremos que presentar a Julia. Gracias guapa.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  25. Algo me dice, mi querida Rosa, que no voy a aceptar nada de mis colegas y/o compañeros. Mejor como sólo lo que yo llevo ;)
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuy Humberto.¿Ninguneas? Jajajaja...Gracias y besos desde el aire

      Eliminar
  26. Mi comentario ha sido abducido... Creo que debe ser por esas horribles palabras de verificación. Te crees que las has acertado y no...¡maldito blogger! (con perdón)
    Como decíamos ayer, hubiera sido una candidata a morir envenenada porque no soy capaz de resistirme a unas madalenas caseras.
    Buenísimo, Rosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Tendré que dejar de ningunear a mi secretaria... Pucha... Con lo divertido que era!!! Jeje...

    Muy buen relato Rosa, me encantó

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novia gracias. No seas malaaaaaa, jejeje.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  28. Nada, que no me deja responder en el último post. Te quería decir que es un poema alegre, fresco, con mucha luz, y que me gustó mucho.

    Par de abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooooooooooo Lola, no se que hacer. Cambio y hay problemas, vuelvo a cambiar y también...

      Gracias guapa!!!

      Besazos desde el aire

      Eliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email