COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

sábado, 8 de octubre de 2011

No quiere saber...



Espera…Ha oído gritos…
Apoyada en el alfeizar de la ventana, asoma su rostro. Escucha…La brisa trae gritos desde el puerto, surgen desde la borda de El Incansable. Se está hundiendo…Su amor está allí.
No quiere escuchar los malos presagios. Se hace barbacana y se viste de serenidad mientras piensa…
-Nadie, nadie, me robará mi hogar. Ni siquiera el mar…

Rosa M.

28 comentarios:

  1. Como esa nave, mi gesto se hunde en una expresión de angustia.
    Cuando nuestro hogar es otro cuerpo...
    Muy bueno Ro. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  2. Resignarse a la pérdida es muy duro. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Rosa, es una gran despedida y una buena forma de actuar ante lo que parece el final. Será inmortal.
    Besos desde el aire.

    ResponderEliminar
  4. Es una manera de afrontar esa despedida...

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. QUE BELLO TEXTO.
    NEGAR LA ADVERSIDAD ES COMO UNA ESPECIE DE RESIGNACIÓN, ALGUIEN QUE TEME AL DOLOR Y QUE PREFIERE NO PENSAR EN DESPEDIDAS...

    UN BESO

    ResponderEliminar
  6. El mar que tanto nos da a veces se lleva lo más querido, allá a sus profundidades.

    Rosa me ha gustado la fuerza de tu relato.

    Un beso desde mi nube

    ResponderEliminar
  7. La negadora por excelencia, y cuando la realidad atropella termina haciendo aguas... En el medio de un mar...

    Muy bueno Rosa, me gustó mucho...

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Si la vida te quita algo importante como el refugio donde habitas, el sentimiento es de morirte también.
    Por suerte la razón y el tiempo juegan a favor.
    Que sigas bien.

    ResponderEliminar
  9. La palabra alfeizar es una de mis preferidas con "Z", asomarme por las ventanas amigas como la tuya una actividad que me gusta.Buen texto amiga castellana y compañera de fábrica.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Mientras leia tus palabras me invadia la angustia que emanan, descripcion excelente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ese hogar, todo su mundo...
    Un placer visitarte, Rosa.

    Saludos muchos, Que pases lindo domingo.

    ResponderEliminar
  12. Una entrada trágica, Rosa, la protagonista se aferra a un edificio de ideas endebles para sostener su dicha...
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Aferrarnos a lo que nos queda para superar la pérdida. Desgarrador.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  14. Amiga Rosa, el mar si que puede quitarte tu hogar si antes le has robado al mar lo que era suyo, que se lo pregunten a muchas de las viviendas que se construyeron en las proximidades de las costas españolas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. En ese puerto quiero encallar.

    Besotes, Rosa.

    ResponderEliminar
  16. Es angustiante, precisamente por estar tan bien descrito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Hay ocasiones en que la épica sólo precisa de siete renglones. Abrazos

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Rosa!
    El miedo, es una fuerza incontrorable.
    -Nadie, nadie, me robará mi hogar. Ni siquiera el mar…

    Saludos de J.M. Ojeda.
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  19. Negar a evidencia, aferrarse a un milagro, esperar que un día vuelva...
    Triste pero está tan bien escrito...

    Besos Rosa :)

    ResponderEliminar
  20. Parece que esta vez está abocado a un final inmediato...
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  21. Casada con un marino al que la mar casi se ha llevado por delante, te aseguro que siempre he pensado que todo acabaría bien. La resignación para otros... Mientras haya esperanza, que se quiten los malos augurios.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Preciosa forma de despedirse sin hacerlo. Sólo por si luego no hace falta..
    Magnífico sitio, te sigo leyendo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. UN BESO QUERIDA AMIGA
    QUE TENGAS BONITO DIA.
    TODO MI CARIÑO DE SIEMPRE.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  24. Los milagros a veces ocurren. Mantener la fe hasta el final es imprescindible si quiere salir airosa.

    ResponderEliminar
  25. Un capitan debe Hundirse con su barco. O eso dicen. Pero si es cierto que si realizas tu vida en un sitio lo llevas tan arraigado que cuesta desprenderse. En mi caso lo pasé mal la primera vez, ahora soy casi nómada.

    ResponderEliminar
  26. Rosa ! Nuestro hogar está en nosotros mismos, es una verdad a voces... Veo que la gente te escribe comentarios con muchísima sabiduría, es genial !!
    Besitos !

    ResponderEliminar
  27. Nuestra casa, sin duda, somos nosotros mismos: desdichado quien crea otra cosa

    Dramático micro, Rosa!

    Besos

    ResponderEliminar
  28. La fuerza del amor parece darnos valor para enfrentarnos a lo que sea.

    Saludos amiga

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email