COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

martes, 26 de junio de 2012

COLOR: NEGRO



En la ciudad de Yueva Nork, todo es negro. Negro como el cielo de la boca de sus habitantes, que sobreviven en la negrura de sus túneles.
Adoran a Malboro que resplandece  en la oscuridad de la cripta donde oran.
El polvo negro lo llena todo y ha convertido sus pieles en ceniza. Ojos sin luz adornan sus rostros.
Ninguno recuerda que hay arriba, ni siquiera si alguna vez existió, ni cuando se  transformaron, o cuando dejaron de ver. Solo en la cripta se conserva el resplandor que ahora les daña y que solo los eruditos a duras penas soportan.
Comen ratas que ya escasean y  algunas de las tribus más lejanas han dejado de existir. Ya nadie se aventura más allá de donde presienten sus cuerpos.
El miedo les hace juntarse, hacinados, sin espacio, implorando a Malboro, que parece haberse perdido también, en la negrura.


Rosa M.

Este ha sido mi soplo para el Vendaval 2012

14 comentarios:

  1. Nueva York transformada en un pulmón negro apocalíptico donde apenas se puede respirar sobrevivir. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Contentos estarán los newyorkinos con tu relato... contentos.
    Sonrío.

    ResponderEliminar
  3. Me has recordado esas películas de los 60 en la que en algunos barrios de Nueva York no solo se mataban unos a otros y hasta se comían sus restos. Pero claro, tu nos hablas de otra ciudad llamada Yueva Nork, una ciudad que está en el imaginario de todos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Uy Rosa, qué negro pintas NY, me gusta este soplo tuyo aunque sea tan oscuro y me asuste. Espero que esa ciudad se quede en la imaginación y no salga de ahí.

    Besos desde mi mar,

    ResponderEliminar
  5. Rosa, fue una alegría volver a leer tu micro en el Vendaval, me gustó la primera vez que lo leí, la segunda, la tercera...

    Buen microrrelato.

    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente tus ojos mantienen los nuestros abiertos Rosa. Besos.

    ResponderEliminar
  7. En el día del Vendaval, la tarea, aunque feliz, no me permitió leer los micros. Ahora, cuando cada soplo se va publicando los leo como una golosa. Y los disfruto plenamente.

    Besos desde el otro lado del mar

    ResponderEliminar
  8. Está la cosa negra, menos mal que yo fumo Ducados.

    Muy futurista y real Rosa.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  9. Una especie de Blade Runner, Rosita.
    Suerte, con este apocalíptico relato.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Lo que verdaderamente me da miedo Rosa es que no me paree tan descabellado este futuro que cuentas. Muchos besos y felicidades pues me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  11. La ciencia ficción impresiona más cuando se trata de lugares conocidos, y más cuando esa ciudad se concibe como el "centro" del mundo. Si esto pasa en Nueva York... ¿qué nos espera a nosotros?
    Por eso hablas de Yueva Nork, para que el lector sea el que relacione, asocie y saque conclusiones... o tal vez no, y se quede solo con la anécdota...
    De todas formas, muy bueno.

    Besosss

    ResponderEliminar
  12. Un relato muy oscuro, pero muy bueno, saludos estelares desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  13. Interesante ficcion. Suerte!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Interesante microdistopía apocalíptica.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email