COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

lunes, 27 de agosto de 2012

SALIDA DE EMERGENCIA


Siempre quise encontrar una salida rápida ante circunstancias adversas.
Cuando era niño y me pillaban en una mentira, no sabía donde esconderme. Buscaba desesperado las luces que me llevaran a la salida y así no tener que afrontar las consecuencias de mis actos. Ya de adulto esta búsqueda se fue haciendo mucho más obsesiva y antes de enfrentarme a mis actos ya tenía la salida programada. Todas las respuestas preparadas, urdidas todas las mentiras posibles, las sonrisas, las culpas repartidas, las lágrimas y los gestos de sorpresa. Todo estudiado al milímetro.
Cuando el juez hizo que me enfrentara al cuerpo aún caliente de mi mujer, la maquinaria se puso en marcha y de mi boca salieron todas las respuestas. Algo no funcionaba y ante la cara de duda de los presentes no lo pude soportar y tome la salida de emergencia más cercana. La ventana.

Rosa M.

23 comentarios:

  1. Mira que lo estaba queriendo venir, cuando uno no puede salir por la puerta.... Se lo tenía merecido el muy cobarde.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, pienso como Luísa, un cobarde... Lo siento por su mujer... Pobre...

    Un abrazo Rosa,

    ResponderEliminar
  3. La cobardìa como salida a una realidad, se debiò de tirar por la ventana antes y asì su mujer le habrìa honrado...o no?...
    Muy bueno el relato.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  4. Las puerta tienen el cartel de salida, la cobardía salta por la ventana...
    Muy buen micro Rosa!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Incluso para un hombre sumamente controlador como el que describes, puede haber una situación de extremada angustia que le lleve a tomar la emergencia más cercana sin valorar las consecuencias de su salto.

    ¡Se lo tiene merecido! ¡por cobarde! y por mente retorcida.

    Besos Rosa, ¡muy bueno!.

    ResponderEliminar
  6. Estoy con Fus, ya puesto, podía haberse tirado primero.
    Hola de nuevo Rosa, un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Se creía invencible el pobre hombre. Tarde o temprano tenía que enfrentarse a los hechos.
    Muy logrado.

    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
  8. Hombre, una salida era, de emergencia también, pero... ainssss. Muy bien llevado
    saludillos

    ResponderEliminar
  9. Siempre se descubren las mentiras por muy programadas que se tengan.

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. Me alegro de que encontrara esa salida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta el micro cuento. Me parece buenísimo.
    Felicidades y un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno, Rosa, sin duda alguna.

    Más allá del fondo -que genera opiniones unánimes- me parece fantástico cómo has anclado la trama, con un andamiaje sólido, que consigue la intensidad de efecto deseada; acercando al lector al sentimiento del relato.

    Mis aplausos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  13. Es el problema de hacerse compulsivo, vas a más y tarde o temprano encuentras una salida, la mitad de las veces, exactamente igual de equivocada.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Lo supero la situación. Muy bueno
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Pondría un colchón bajo la ventana ¿no?

    Besos

    ResponderEliminar
  16. No se qué tiene las patas más cortas: la cobardía o la mentira. Muy bien estructurado tu relato, Rosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me ha parecido muy acertado cómo presentas una historia y un final terribles con la descripción en cuatro pinceladas de la personalidad del protagonista.
    Rosa, un relato perfecto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Muy bien presentado "el tipo" pero además estoy con Fus y Paloma, podía haberse tirado primero.

    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Es importante tener siempre pensada una salida, pero también pensar antes de hacer las cosas.

    ResponderEliminar
  20. Si uno nace huyendo muere huyendo. Me gustó ese cambio brusco en mitad del relato, donde el asesinato da nuevo sentido a la palabra "cobarde".
    Y tras la ventana, el silencio. Tu relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Que buen relato, todo un placer el visitarte, saludos estelares desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  22. Estremecedor relato...¡Vaya pensamientos, vaya salida!
    Todo estudiado al milimetro, no te fastidia.

    Ay, Rosa no he venido antes porque se me había estropeado el cable alimentador de corriente del "chisme este" por el que nos comunicamos.
    Muchos besicos salados (de los últimos)

    ResponderEliminar
  23. Si vemos bien Rosa, hubo un compromiso que no eludió, el matrimonio. Quién sabe por qué no, je. Tal vez esa fuera su salida. De igual manera, muy interesante que primero pensara en las salidas, digamos inmateriales para luego tener como última opción lo físico: la ventana. UN abrazo Rosa.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email