COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

viernes, 13 de septiembre de 2013

TAREAS VERANIEGAS



Cuatro horas, cuatro. Para fisgonear, beber, fumar y cascármela. A la piscina, que le den. En diez minutos la ventilo. Muy fina, la lencería de la señora Moreau. El tacto de sus bragas me excita. Dudo entre ponérmelas o no. Me las pongo. El roce con la fría seda me estremece y una erección asoma por la entrepierna de la braga. Arriba y abajo. Abajo y arriba. Más aprisa, más suave… Cuando estoy a punto para estallar, un ruidito en la piscina me sobresalta. Adiós erección, esto me va a doler. Bajo y todo parece en calma, pero unas extrañas ondas recorren la superficie del agua. Me acerco, intento ver el fondo. Algo se ha movido. Doy un paso atrás del susto. Me vuelvo a acercar, esta vez armado con la red. Agito el agua, espero. Nada. Entonces me miro y me doy cuenta de que llevo puestas las bragas de la señora Moreau. Me río de mí mismo y me vuelve la excitación. Otra vez, arriba y abajo, suave, deprisa. Se me doblan las rodillas. Caigo de rodillas al borde de la piscina y ¡zas!  Algo rojo y caliente se escurre entre mis dedos. ¿Rojo? Sí, rojo, por las manos.


Rosa M.

Escrito para los viernes creativos de El bic naranja

18 comentarios:

  1. OJÚ!!!

    Vaya si le ha cundido las cuatro horas.

    :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, si le cundieron sí...

      Besos desde el aire, Doña M.

      Eliminar
  2. ¿Rojo?.... ay Rosa...debe ser que estoy empanada. Mejor lo leo más despacito y repito mi comentario. Este como que no lo has leído. Tú tranquila. Que soy yo. Que estoy poco despierta y a veces me pasa.
    Besos y hasta dentro de un ratito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, lo mismo no eres tú y es el micro... De todas formas espero tu relectura, que siempre es interesante leer tus comentarios.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  3. Uy qué final... Miedo me das Rosa. Necesito saber que todo está bien o esta noche no dormiré.

    Besos hasta tu aire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú imagina lo que quieras Yashira, si quieres que esté bien...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  4. Me gusta, Rosa, me gusta mucho. Tanto que me voy a tomar una libertad que rara vez me tomo. Si este micro fuera mío, yo lo acabaría en "...por las manos".

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro y en tu honor termina en "por las manos".

      Besos desde el aire

      Eliminar
  5. Hola Rosa, por las manos se escurre algo rojo, que digo yo que será o puede ser sangre; sangre derramada porque se cae de rodillas agarrado a su miembro viril y roza el agua donde yace la señora Moureau. No. No es así.

    Por las manos se le escurre algo rojo. Puede ser que la lencería roja de la señora Moreau destiñe, y que ella ha muerto ahogada y permanece hundida en el fondo de la piscina, mientras él la podría haber salvado si no hubiese estado tan preocupado de afanarse con lo suyo obviando la piscina.

    Bueno, pues he de confesar que mi mayor despiste ha llegado con el adjetivo "rojo" que en la primera lectura me descolocó, y en la siguiente : le he encontrado un sentido práctico pero que no sé si es el que pretendías. Espesa estoy, Rosa, ya te lo dije.

    Un besote por tu texto y ya desentrañaré el misterio.... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me encanta Laura. La de interpretaciones que tienes para este final abierto. Ninguna es la que yo imaginé, pero ahora ya no me pertenece y me gusta leer vuestros finales...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  6. Excelente, Rosa. El lenguaje empleado (fantástico, ideal...) incrementa, párrafo tras párrafo, nuestra sensación como lectores (por lo menos, a mí me pasó) de que algo no le saldrá del todo bien al protagonista. Y qué final: fabuloso. Me encantó.
    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan. Como habrás leído en los comentarios, parte de este final se lo debo a Pedro Sánchez Negreira.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  7. Tiene hasta una lectura moral: no hagas cosas cochinas, que se te acabará cayendo. Muy interesante.
    Un saludo
    Juan M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi intención Juan Manuel... Gracias y besos desde el aire

      Eliminar
  8. Me pierde el final, ¿ algo rojo? me intriga , me deja descolocada,¿ que puede ser algo rojo....?
    Me rindo, a no ser que alguien salga de la piscina y se la corte jejeje por hacer cochinadas en horas de trabajo.
    Muy bueno tu relato, me gusta mucho el genero de intriga y este pertenece a ese grupo.
    Besos desde Vigo, me olvidaba si quieres pasate por mi blog y si te parece bien quédate, yo acabo de autoinvitarme al tuyo.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Dulcinea Puri. Estás en tu casa, espero que estés cómoda.

      Besos desde el aire

      Eliminar
  9. El final, efectivamente se presta a múltiples interpretaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A gusto del lector Miguelángel...

      Besos desde el aire

      Eliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email