COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

martes, 11 de febrero de 2014

CEGUERA


Me dijeron que cubriste las paredes con tu cara y tu nombre. Que te desecaste al sol de este crudo invierno. Que ni la lluvia consiguió hidratar tu cuerpo ajado. Tan absurdamente ciego, que ni reparaste en las paredes que empapelabas.

Rosa M.

10 comentarios:

  1. A veces aún teniendo la suficiente luz, no vemos nada...
    Hermoso pensamiento
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, enhorabuena me gustó mucho, besos . Feliz semana.
    Exquisita tu sensibilidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si quieres que algo no se vea, ponlo justo delante de los ojos, je je.

    Besos al aire.

    ResponderEliminar
  4. Estás tan cerca del verso que ya casi suenan a música tus palabras. Me encantan esta especie de poemas en prosa, estos latigazos de imágenes y voz. Besos

    ResponderEliminar
  5. En ocasiones miramos y no vemos, abarcamos el todo sin percatarnos de los pequeños detalles, así que es normal en cierta forma que no viera tan hermoso rostro.

    Mil besos !!!

    :)

    ResponderEliminar
  6. Vaya, un micro un tanto impactante (cómo no). Vendría a ilustrar aquello de "no hay más ciego que aquel que no quiere ver".
    Me ha encantado :D

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito, Rosa. Hay que abrir los ojos para ver.
    Besazos

    ResponderEliminar
  8. No está hecho el papel para la boca del asno...

    ResponderEliminar
  9. Y es que a veces uno tiene los ojos como vueltos hacia adentro, hacia lo oscuro...
    Un beso,

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email