COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

miércoles, 28 de mayo de 2014

PEQUEÑECES


Desde pequeño, Fermín, miraba aquel apéndice que colgaba de su cuerpo con curiosidad. A veces, se sorprendía a media noche cuando adquiría vida propia y se empeñaba en crecer y crecer. Bueno, crecer, lo que se dice crecer, no lo hacía mucho. Era más bien pequeño y algo esmirriado. Aquello no importó hasta que su cuerpo se empeñó en ir por un lado y el apéndice, por otro. Fermín, se casó. Encontró a esa chica que no había conocido varón. Que ni siquiera había visto una fotografía de ningún otro apéndice. Durante un tiempo, funcionó. El apéndice de Fermín se sentía feliz y satisfecho y, hasta grande y ufano. Pero no duró mucho. Su mujer empezó a quejarse, a informarse y a comprender que aquello que colgaba entre las piernas de Fermín no era lo que ella quería, que más bien ella necesitaba más, mucho más. Ahora lo miraba con recelo y hasta con furia y le reprochaba los años de engaño. El apéndice de Fermín se acomplejó, tanto, tanto. que ni a solas levantaba su cabecita. Hoy, frente al espejo y con el cuchillo cebollero de la mano, Fermín, ha cortado con él para siempre.

Rosa M.

7 comentarios:

  1. ¡Cómo duele, Rosa!

    Pobre Fermin, pobre mujer y, sobre todo, pobre apéndice.

    Besoss

    ResponderEliminar
  2. NñññññiAAAAGH!!! Tengo un escalofrío subiéndome por la espalda, y una sensación de vacío ahí abajo que espero que se me pase antes de volver a casa, no sea que haya que adoptar medidas también, je je. Augh! Ya te vale. Ahí. Donde duele, je je.

    Besos al aire (pero cubriéndome cierta parte, je je).

    ResponderEliminar
  3. Qué drástica estás Rosa. Va a acabar con el problema de un tajo. Madre mía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Más de uno se ha encogido y lamentado.
    Son muy sensibles ellos.... para sus cosas.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Ah, que no era una historia de amor...
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
  6. Uf, ese "corte" me ha provocado un escalofrío.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email