COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

domingo, 15 de junio de 2014

DOS MUERTES


La Nena era pequeña y frágil. Recogidita de todo, como dicen por aquí. Se quedó en los siete años desde la pedrada que le dio antaño Román, el día que jugaban a las batallas en el huerto de cura. La inteligencia se le fue con la sangre que salió de aquella herida, tanta, que su cuerpo también se negó a crecer para estar a la altura de su mermada mente. Aunque corrieron con ella en brazos a casa del médico, este sólo pudo suturar y vendar para que la vida no se la fuera del todo. Estuvo dormida un mes entre sábanas blancas y, para la Nena fue siempre su séptimo cumpleaños.
Hoy seis décadas después, la han vuelto a encontrar en el mismo lugar del huerto, con la misma herida abierta, con la poca sangre que la quedaba regando la tierra. Y a Román a sus pies. HIncado de rodillas pidiéndole perdón por no haberla sabido matar la primera vez.

Rosa M.

17 comentarios:

  1. Buah, que gran historia, Rosa. Y sobre todo, que buen final. Felicidades.

    Un abrazo grande y sentío

    ResponderEliminar
  2. Román no supo vivir con aquel peso, ¿y ahora que? puede que el peso se alivie o puede que sea aún mayor.
    Que bien sabes contar estos dramas, tan bien que cuando los lee no parecen tanto.

    Besos Rosa!!!

    ResponderEliminar
  3. a mí me gusta este relato, Rosa. Esta mezcla de tristeza, como muy antigua. Y el dolor final. tan agudo.

    Habrá que esperar a la siguiente, Está muy reñido el concurso.

    Un abrazo grande hermosa mía

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado, Rosa! Merecedor de todos los premios.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito suena, Rosa, me gusta mucho. La forma en que está contado con ese sabor de historia antigua que trae recuerdos, también conocí a alguna Nena. Muy bello, de verdad.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo habértelo leído en el facebook. Es muy, muy bueno. Besos, Rosa.

    ResponderEliminar
  7. Se hace raro elogiar la belleza de un asesinato, pero esa es una de las funciones de la literatura, convertir lo blanco en negro. Me ha gustado mucho y el final me ha parecido demoledor, imaginar esos sesenta años de remordimiento vividos por Román, apesadumbrado por su absoluta torpeza, te dejan helado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Es muuuuyyyy bueno, y no digo más porque lo estropearía.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho, Rosa, muy negro. Muy realismo mágico.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Rosa, es un relato bueno, muy bueno. Toda una vida sintiéndose culpable, tremendo. Y tremendo final, algo así como generoso. Triste, muy triste. Te felicito, merecía estar entre los finalistas de Lmb, pero clara, cada jurado emite un juicio. El mío se ha quedado "fuera", pero tiene explicación, es más flojo.

    ResponderEliminar
  11. Un relato triste, muy contundente, con un final que es una auténtica pedrada. Me gusta mucho el tono que lograste.

    ResponderEliminar
  12. me has asombrado con tu texto
    escribes
    alado!!!

    ResponderEliminar
  13. Se me ha erizado la piel.
    El final, redondo.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Estremecedor. Muy de novela victoriana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Ufff... Muy dramático, y con un gran final. Me gustó mucho, Rosa.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho, y el remate final lo hace excelente. Da gusto leer cosas así.
    Besísimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Barlon. Es un gustazo que este micro siga teniendo lectores y que no caiga en el olvido.

      Besos desde el aire

      Eliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email