COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

viernes, 1 de agosto de 2014

NARANJAS Y VODKA

Fotografía: Jesús Fabregat

Él abre la ventana, los naranjas del ocaso bañan el cuerpo de ella. Entibiece su piel y el sudor resbala por su cuerpo silueteandolo. Él la toma despacio del cuello. Le come la boca con ansias glotonas, a besos largos y profundos. Ella se vacía en él, le da todo lo que es, hasta su última gota. Cuando ya no le queda nada más que dar, él la tira y busca otra.

Rosa M.

7 comentarios:

  1. Siempre habrá otra y otra y otra.

    Me encantó, Rosa

    ResponderEliminar
  2. Un "destornillador" sin su rudeza originaria. Un texto bello, para enmarcar. Besos

    ResponderEliminar
  3. Ella conseguirá llenarse de nuevo.
    Imagen propicia de atardeceres veraniegos.

    De diez Rosa :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. El exceso de material a veces hace que no se disfrute de lo realmente placentero si no de la cantidad. Quizás se esté perdiendo la esencia.
    besos d gofio.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email