COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

domingo, 1 de mayo de 2011

SENSACIÓN


Al levantarme esta mañana, tuve una sensación extraña.
Una sensación de pérdida, ¿ pero de perder qué?. No me faltaba nada.
Hice memoria, mi marido,palpé la cama, aquí estaba acostado a mi lado.
Fui al cuarto de los niños, sus caras asomaban plácidas entre las sábanas.
Me di una ducha rápida que me preparó para las rutinas de la mañana. Pronto se despertarían y empezarían las prisas y el ajetreo.
No se me iba esa extraña sensación.

Al levantarse de la cama comenzó el alboroto.

-¿Dónde están mis calcetines de elefantes?
-¡JO! Rubén no me deja entrar en el baño.
-Yo no quiero galletas, quiero tostadas.

Mi marido intentó poner orden en aquel caos, sin mucho éxito.

-¡Terminad ya, que nos vamos!.

La sensación extraña me golpeaba en la cabeza, quería que me diese cuenta de algo. ¿Serían las llaves del coche? ¿He cerrado la puerta de atrás?
No daba con ello. Montamos todos en el coche, mi  marido ajustó los cinturones a los niños y arrancamos. Se fueron peleando hasta llegar al colegio como siempre. Bajaron del coche sin despedirse, sus amigos les esperaban.Sin un hasta luego mamá, sin ni siquiera un beso de refilón. Hemos llegado a esa edad en la que les da verguenza.

Mi marido estaba muy serio y callado, no quiso hablar conmigo. Sería eso, ¿discutimos y no me acuerdo?
Entonces caí en la cuenta de que había cogido un camino equivocado. No conducía ni a mi trabajo, ni al suyo. ¿Dónde íbamos?.

-¡Para, para el coche ahora mismo!.
No paró, siguió conduciendo.
-¡No quiero que vayas allí. Para por favor! -dije llorando-
No me hizo caso.
Se bajó del coche llorando. Se acercó despacio a aquella cosa fría y horrible y murmuró: te echo tanto de menos. Hoy hace un año.
Dirigí mi mirada hacia aquellas palabras escritas en la piedra y el mundo, o mejor dicho la realidad me cayó encima.
Lo que estaba escrito no dejaba la menor duda.

                              "AQUÍ YACE LA MEJOR MADRE Y ESPOSA"
                                                    "TE QUEREMOS"

9 comentarios:

  1. La relidad cae encima de todo aquello que intenta volar, ser, saborear...

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  2. Adivín Serafín, gracias por tu visita a este pequeño espacio y por quedarte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que amarga sensación Rosa!
    Gran relato!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Me llena de orgullo y satifa...
    Gracias Sucede por tus palabras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola: me gusta este relato y querría proponerte algo. Te envío un correo a la dirección que figura en tu perfil y te lo explico privadamente, ¿vale? Si no funcionara la dirección, por lo que fuera, si te apetece, házmelo saber aquí en comentarios y te dejo mi dirección. Gracias.
    Javier M.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Javier por tu comentario y por hacerme compañía en este viaje.
    Saludos tontos.

    ResponderEliminar
  7. Claro que me interesa.
    ¡Y qué bien que hice en venir!
    Me encantó. Creo que ya sabés que me gusta este tipo de finales y el toque de misterio a lo largo del cuento.
    Me gusto mucho de principio a fin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Emmanuel, gracias. El tuyo me pareció magnifico con ese doble juego entre los protagonistas.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  9. Celebro que hayas escrito este relato. Hermanado con "Eternidad" de Hablapalabra. Celebro la afinidad autoral entre tú y yo, pero no me perdono haberme perdido este escrito tuyo. En fin. La vida es buena para todos, en tanto la tengamos con nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email