COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

lunes, 16 de abril de 2012

LA NIÑA ROTA

Un día cualquiera, como tantos otros, vino a nacer en un minuto  La arroparon con caricias, besos amorosos y dulces palabras.
La amamantaron con genio y decisión, quizás con demasiado genio, algo que le pasaría factura a lo largo de su vida.
La vistieron con ropas bonitas que hacían que luciera guapa y graciosa, La mostraron por las calles y causó admiración por donde pasó.
La niña de gesto dulce y grandes ojos miraba todo con asombro, alzaba sus manitas y lucía su sonrisa para captar la atención.
Le regalaron un caballito de cartón y trotó con él por  su imaginación, cuando se cansó  lo destripó  y comprobó con rabia que no había nada dentro. Su curiosidad la llevó a romper muñecas, relojes, cajas de música y todo lo que caía en sus manos.
Se sentía frustrada, quería entender como funcionaban las cosas, quería encontrar su alma y lo único que conseguía eran regañinas.
El afán de romper y las rabietas por no conseguir sus propósitos hicieron que su ceño estuviese continuamente fruncido.
Ya no llamaba  la atención, su adusto gesto repelía las caricias, las palabras de cariño y las miradas dulces. ¿Qué le pasaba? Eran tan fuertes sus ganas de destruir que no podía evitarlas, la dominaban. Sabía que no estaba bien, pero no podía parar.
ROMPER, ROMPER, DESTROZAR.
Ya no quedaba nada, nada para manipular, ni siquiera el cariño de sus padres ¿Qué hacer?
Fue hasta la cocina abrió un cajón  y lo vio, brillante, afilado y no lo pudo evitar, lo cogió.
En su habitación, entre muñecas rotas, hojas de cuentos arrancadas y marchitas, cuentas de colores desperdigadas, lo decidió.
Miraría debajo de su piel. Eso haría. Cortó, cortó, hurgó y revolvió. Ríos rojos inundaron su habitación.
Se fue durmiendo, desdibujando. Y allí quedo rota, como sus juguetes y sus cosas.

Rosa M.
Publicado en Van al Aire el 4 de Julio de 2011
Microinvitada en Diario de Incontinencia el 15 de Julio de 2011
En La Esfera Cultural el 12 de Agosto de 2012
Participó en el 7º Concurso Literario "Villa del Duero"
La Niña Rota, es un texto al que le tengo mucho cariño y que me ha regalado muchas alegrías.


34 comentarios:

  1. No me extraña, Rosa, es una pequeña maravilla, me pregunto si encontró lo que quería. Al menos llorarían por ella y en ese momento tendría un poco de atención.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anita!!! No creo que lo encontrara, en la muerte no suelen estar las respuestas...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  2. Pöbre niña rota y desangrada, por buscar su alma. Así estamos todos en esa búsqueda eterna de nosotros mismos. Algunos, tienen la fortuna de encontrarse, otros, podrían morirse desangrados...
    Hermoso, Rosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A sí es BB, muchas veces no somos capaces de encontrarnos...Gracias!!!

      Besos desde el aire

      Eliminar
  3. Este relato lo recordaba perfectamente es uno de los que mas me impactó y me gusto claro.

    Me gustó recordarlo

    Besitos ;)

    ResponderEliminar
  4. Cuando uno quiere descubrir el mecanismo del reloj, a veces el reloj termina por pararse.
    Me encantó Rosa. Enhorabuena. Huele a literatura hasta el último sueño de esa niña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolines CDG. Pedazo piropo. Gracias!!!
      Besos desde el aire

      Eliminar
  5. Pensaba que era una ostra, pero dentro no había ninguna perla, demasiado tarde se enteró.

    Enhorabuena Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Saudades por tu sentido del humor :)
      Besos desde el aire

      Eliminar
  6. Es un relato muy bien trazado, el tema se las trae, pero tu le has dado un final a esa niña que buscaba en el interior de las cosas, tan dramático,cómo su existencia...

    Los niños quieren saber y hay que escucharlos y enseñarles el porqué de todo, esta niña quedó rota como un juguete, utilizando en su juego de algo que no debería haber estado a su alcance...
    ¡Me enrollo,cómo las persianas..!!!
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enróllate todo lo que quieras Caboá. Mil gracias.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  7. Una maravilla de narración, Rosa.
    Quizás hubieran hecho falta más palabras y menos regañinas.
    Me ha encantado y te tengo que felicitar por ello.
    Besos, tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Towanda guapa.
      Besazos desde el aire

      Eliminar
  8. Terrible consecuencia de una curiosidad infantil llevada hasta el final.

    Besos volados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la curiosidad mató al gato Lola...

      Besos desde el aire

      Eliminar
  9. Rosa, recuerdo que ya me impactó en su momento, al igual que al volverlo a releer. Es una joyita de relato.

    Te refelicito.

    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nicolás me gusta que te impactara.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  10. Madre mía Rosa, venía de decirle a quien me precede que con su permiso, leería su cuento de semillas a un pequeñajo esta noche....pero va a ser que este no se lo leo, y no porque no me guste ...no, sino porque este lo voy a calificar para mayores de 14 años. ¡Pobre niña rota!.

    No me extraña que te haya proporcionado tantas alegrías, está escrito perfectamente ensamblado, y termina con un momento crucial : el de la atención que le fue negada.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, creo que será mejor que esperes a que crezca.
      Gracias Laura y besos desde el aire

      Eliminar
  11. Es tremendamente duro, Rosa. Escuece el corazón al leerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber conseguido ese escozor MJ.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  12. Es durísimo. ¡Hasta donde esa desadaptación de la criatura!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta la muerte Cybrg...
      Besos desde el aire

      Eliminar
  13. Me has estremecido, Rosa. Y sorprendido mucho, no es el tipo de historias que acostumbrás a escribir.
    Bravo!!!!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia. De vez en cuando tengo días así, un poco negros.
      Besos desde el aire

      Eliminar
  14. Me ha gustado, es de esos relatos que me hubiese gustado escribir a mi.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. No me extraña que te haya dado satisfacciones, Rosa. Es un texto tremendo, con un final que se ve venir y no por eso deja de sorprenderte y dejarte como un dolorcillo en algún sitio. Me ha gustado mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguelángel. Me gusta que te duela un poquito, pero poco ¡eh!
      Besos desde el aire

      Eliminar
  16. La inadaptación a veces pasa factura.
    Un relato bien construido.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi siempre Mariola.
      Gracias y besos desde el aire

      Eliminar
  17. Lo recuerdo perfectamente, Rosa, es un texto de los que se quedan en la memoria, difícil de olvidar por lo que cuenta y como lo cuentas, lo haces muy visual.

    Besitos, muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elysa por guardar a La niña rota en tu memoria.

      Besos desde el aire

      Eliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email