COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

jueves, 7 de junio de 2012

GATEANDO

 Gato de  Juanlu
Mi madre tenía un gato llamado Sansón. Más que gato era gatazo, por lo grande. Le gustaba rozarse entre sus piernas y maullaba haciendo los coros cuando mi madre cantaba. Por aquel entonces mi sobrina Aliana, pasaba mucho tiempo en casa de mi madre y achuchaba al gato, lo perseguía y hacía la vida imposible, pero el pobre Sansón soportaba con infinita paciencia los abusos de la niña. Nunca le arañó. Solo miraba extasiado como Aliana chupaba su chupete. Un buen día, el chupete desapareció, no lo encontramos hasta días después cuando Sansón salió paseándose altanero con el chupete en la boca, parecía regodearse delante de la niña mostrando su trofeo. Quizás fue su dulce venganza por tanto achuchón.

Rosa M. 

19 comentarios:

  1. Mira que los gatos son curiosos... Una gata que tenía se cagaba en el plato de la ducha cuando la dejábamos un par de días sola :D ¡En fin...! gatos.

    Me ha gustado mucho el micro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No me sorprende en absoluto querida Rosa. Yo tengo diez gatos y me asombran todos los días con sus ocurrencias. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Simpático cuento para ese gato tan 'juanluisiano'.
    Me encantan los gatos y los cuentos y los cuentos de gatos y los gatos con cuento ;-)

    Un besote, Rosa.

    ResponderEliminar
  4. Un gatazo con chupete debe ser algo digno de ver. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Rosa, muy simpático ese Sansón con ese chupete altanero. Reconozco que los gatos me dan respeto, mucho más que los perros, pero los que tú describes solo me provocan ternura.

    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, Rosa, yo no pongo en duda que fue su dulce venganza, él soportó a la niña cuanto pudo, pero le quitó el más preciado tesoro que tienen los niños de esas edades, y claro que se pasaeaba altanero y orgulloso de su proeza.

    Muy bonito cuento y muy lindo gato el de Juanlu, Un abrazo a ambos,

    ResponderEliminar
  7. Ay!, espero que no te moleste, ¡¡soy alérgica al pelo de gato!! .... Sansón me gusta, pero mejor que le digas que ni se le ocurra acercarse a mí. ;)

    Ese dibujo de Juanlu es genial, y tu micro es tierno con esa niña y chupete danzando por tus letras.

    Un beso ...(me voy antes de que me hinche)....

    ResponderEliminar
  8. Pero que agustito se está aquí, y que obediente y rápida su dueña :)

    Un besazo desde mi escondite en el retiro!

    ResponderEliminar
  9. Que gracioso y tierno recuerdo
    Abrazos a los dos

    ResponderEliminar
  10. jajajaja
    Está claro... quien ríe el último ríe mas fuerte...

    Bien por Sansón!!!!

    Un besote ;D

    ResponderEliminar
  11. Me gusta descubrir tu proceso creativo, Rosa; dado que ví cuál era tu comentario a la ilustración de Juanlu en su casa.

    Descubrimientos que me arrancan una sonrisa cómplice.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Bonita historia Rosa, ese gato al final su paciencia vengó.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado ese gato luciendo un chupete y dándose aires... No tengo gato, pero, siempre me han gustado y ellos
    de mi. De niña, me buscaban para que los acariciara y ese ronroneo de felicidad, aún lo recuerdo. En casa tuvimos de todas clases, rubitos y atigrados, todos ordinarios, pero hermosos por el buen cuido. Incluso uno que nos correteaba, creyéndose perro...
    Besos, Rosa

    ResponderEliminar
  14. Precioso relato gatuno. Ya sabes cuánto me gustan. Además muy bien acompañado por el dibujo de Juanlu.

    Besos para los dos.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta tu cuento para el gatazo de Juanlu. Esa imagen con el chupete en la boca me ha hecho sonreír al imaginarla.

    Besitos, muchos.

    ResponderEliminar
  16. jeje Sansón era un gatón, creo que tus letras bailan entre las patas del gato de Juanlu
    saludillos

    ResponderEliminar
  17. Un micro muy visual. Me encanta el nombre del gato y sus dimensiones, en contraposición con su enorme paciencia... que no inocencia.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los mininos, me encanta tu relato.
    Un meloso miiiaaaau desde aquí cerquita

    ResponderEliminar
  19. Los gatos llevan una vida propia, no son mascotas.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email