COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

domingo, 19 de agosto de 2012

EL TIEMPO SIN MARILYN


Se pierde en la memoria el día que te desvaneciste entre sábanas de seda y barbitúricos.
Cincuenta no son nada, sólo un suspiro en la espiral del tiempo donde se congeló tu sonrisa y tu falda al viento. Frágil y rota por dentro.
Nos miras desde el poster de la pared mientras nos empeñamos en  desvelar tu misterio de Mona Lisa moderna.
Lo tuviste todo, no te llenó nada. Empeñada en demostrar tu valía, con faldas y a lo loco, rubia de bote, todos querían la imagen de curvas infinitas y cabeza vacía, no a la mujer que se cuestionaba a sí misma todos los días.
Te amaron, te amamos. No fue suficiente. Devorabas amor, respirabas amor, succionabas amor como agujero negro en la infinidad del espacio.
No sólo de amor murió Marilyn.

Rosa M.

20 comentarios:

  1. Qué bonito tu homenaje a Marilyn. Qué poco se sabe realmente de ella como persona, como ser que sufría lo indecible a pesar de tenerlo todo a los ojos de los demás.

    Besitos desde mi mar.

    ResponderEliminar
  2. Contundente final y muy oportuno...
    Hay artistas de todas las artes que, nunca podremos saber cómo hubieran sido de viejos.

    Besicos salados, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta fragilidad la de Marilyn ...
    Leiste el poema de Ernesto Cardenal dedicado a Marilyn?

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Lindo homenaje a una bella y transgresora mujer
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Afirmaciones contundentes que nos llenan de reflexiones.
    Rosa, has sabido llegar al lector con un tema tan largamente mañido.

    Felicitaciones y un besoooo muy caluroso, demasiado caluroso:)

    ResponderEliminar
  6. Qué bien has retratado el sentir de Marilyn, la mujer.
    Enhorabuena, me ha gustado.
    Un beso desde aquí cerquita...
    desdemipinar.

    ResponderEliminar
  7. Bonito homenaje, me quedo con tu mirada sobre ella, esa mujer que se cuestionaba.

    Besos, Rosa.

    ResponderEliminar
  8. Todas queremos ser un poco Marilyn, aunque sepamos que no era demasiado feliz y la suerte aunque todos creamos que la tubo no le acompañó demasiado.

    Mirando detenidamente la foto, pienso en como vuelven las modas, esa laca de uñas está de última moda...

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  9. Es lo que tienen los mitos, crean historias alrededor poco comprobables, pero en el caso de Marilyn, su sonrisa de Mona Lisa, no oculta nada: debilidad e inseguridad bajo una capa de belleza explotada al límite.

    Buen homenaje.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Pobre mujer. Muerta por incomprensión e inconformismo consigo misma.
    Nadie, o casi nadie supo ver la inteligencia que escondía ese rostro de rubia de bote y sonrisa perenne, sólo para la pantalla, sólo para el público.
    Creo que fue infeliz todos los días de su vida.
    Murió de tristeza, eso creo yo. Una auténtica pena.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  11. Tan envidiada como infeliz. Pobre
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Veo a Norma y a Marilyn tal y como lo cuentas. Yo no lo haría mejor. Tras los focos, sospecho una vida llena de sombras, de luchas por lo que era y lo que quería ser. Por eso se acercó a Arthur Miller, al poder, a la soledad.
    A la muerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Gran perdida para la Humanidad de esa epoca y gala para esta, es un placer recordar a un icono de esta talla, saludos fraternal desde mi querida Guatemala

    ResponderEliminar
  14. ¡Fantástico homenaje, Rosa!

    La historia de esta señora siempre me llenó de pena.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  15. Muy acertado, y el cierre inmejorable. ¡Cuentas con un seguidor mas con tu permiso, has conseguido emocionarme, hasta limites que creia perdidos!

    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  16. Un bonito homenaje. Una mujer llena de misterio, o simplemente, una mujer atrapada en una vida...
    un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
  17. Marilyn, esa gran incógnita cargada de sensualidad. Precioso homenaje.

    Besos volados.

    ResponderEliminar
  18. El amor que destilan tus palabras, como los millones que le dedicaron sus fans cuando estaba viva, no compensaron la soledad en la que estaba sumida.
    Es triste pero así se convirtió en un mito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. tuvo la vida que ella cre∩ Nosotros creamos nuestro destinos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Preciso homenaje, Rosa. Es uno de mis mitos, una mujer increible.

    Besitos

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email