COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

domingo, 12 de agosto de 2012

LA CALMA

                                                                             A CDG.
La calma, como todo, llega a su tiempo. Ni antes ni después.
La mente se despeja y por un segundo casi alcanza a comprender el sentido de la vida. Es una sensación extraña. El tiempo pasa sin horas o las horas transcurren sin tiempo, dejando al cuerpo mecido, laso, casi etéreo. O pesado como el plomo atrapado en la gravedad del planeta.
La calma llega, la cólera se aleja.

Rosa M.

22 comentarios:

  1. Qué bien contado, deja un poso de "alma" plena fantástico para una mañana de verano y de domingo como es esta.
    Espero que a él le guste, a mi si.
    Buen domingo

    ResponderEliminar
  2. Buen contraste con la entrada anterior.

    ResponderEliminar
  3. Tras la tempestad siempre llega la calma; esa que tan bien has captado y contado en este magnífico texto.

    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa calma de domingo. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tras estas sabias palabras, poco hay que aportar. Tal vez que la calma se mima, hasta que aburre tanto que se busca la manera de aparcarla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Afloró tu parte poética en el texto.
    Excelente, Rosa. Te felicito.

    Besos y eso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Y cuánto se agradece cuando llega, Rosa!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. La calma llega y su suave presencia, da consuelo y paz. Ella nos obliga a sofocar esa cólera, esa ira, que obnubila.
    La calma nos sosiega, nos tranquiliza.
    Un beso, Rosa

    ResponderEliminar
  9. Siento esa calma, esa paz, bendita paz....

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  10. O después de la tempestad, llega la calma. Bonito regalo.

    Abrazos muy relajados.

    ResponderEliminar
  11. ¡Benditas palabras las que se leen!
    "Las horas pasan sin tiempo" Tus palabras al aire siempre sientan bien... Por eso te decía que se te echaba de menos.

    ¡Qué bien lo has expresado! Me gusta tu calma...Mándame un par de kilos...

    Besicos,salados amiga

    ResponderEliminar
  12. Vaya, vaya, qué sorpresa...pido un deseo en voz alta y se me concede. Muchísimas gracias, Rosa. Me gusta el cambio de tono, como hasta le propio texto se viste de calma en forma y fondo.
    Es verdad: la calma llega a su tiempo, no le metamos prisa porque si no no sería calma.
    Lo dicho: muchas gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Tras la cólera esa calma bendita que baña de cuerpo entero y permita la relajación tanto deseada.

    Besos, bonitas palabras de domingo.

    ResponderEliminar
  14. me gustó la cólera. pero me quedo en esta calma. me dejo mecer por tus palabras. besos

    ResponderEliminar
  15. Me sumerjo en esta calma que arrastra y llena todo mi ser. Besos

    ResponderEliminar
  16. A la calma siempre hay que esperarla; a la cólera, en cambio, no hay quien la eche. Besos

    ResponderEliminar
  17. Qué buen segundo ese que tan bien describes, en los pocos momentos en los que se alcanza, Rosa.
    Abrazos de pasada.

    ResponderEliminar
  18. Siempre reaparece la calma porque al fin y al cabo es la maestra de nuestros destinos, la encargada de llevarnos por los senderos correctos. Un besote Rosa

    ResponderEliminar
  19. Rosa, una entrada necesaria hasta en vacaciones. Tengo que pedir turno para usar el iPad, y cruzar los dedos para que la cobertura me acoja en su seno.
    Qué suerte haber leído tu entrada. Esto no puede ser casualidad.
    Un besoooo grandísimo. Deseando volver a hablar con vosotros.

    ResponderEliminar
  20. Muy bien contado y sienta bien cuando como es mi caso acabo de leer sobre la colera.

    Besitos

    ResponderEliminar
  21. ... pero como siempre, desgraciadamente, después de la calma siempre llega la tempestad.

    Una perta.

    ResponderEliminar
  22. déjala irse que la calma defendera tus heridas con puntos blancos...

    Saludos

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email