COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

lunes, 1 de octubre de 2012

CONCEPTOS MATEMÁTICOS



Las matemáticas y yo somos incompatibles, no nos entendemos.
Me han contado que dos y dos son cuatro, pero en algunas casas como en casa de mi tía son cinco. Mi tía Pepi, mi primo Luisito, mi prima Susana, el tío Luis y su amante Margarita. Que nadie la nombra pero siempre está presente.
Una por una no es una, son dos, como los capones que me pega Doña Marina en clase mientras recitamos las tablas de multiplicar.
250 g son un cuarto de Kilo pero cuando le pido a Don Vicente, el tendero, un cuarto de chorizo Pamplona para la merienda, él pone el dedo en el platillo y cuatro rajas tristes hacen el cuarto.
Si mi hermana habla por teléfono, los cinco minutos son una hora.  Al repartir el postre, mi madre dice, la mitad para cada una, mi cincuenta por ciento  con suerte, se queda en un veinticinco, es lo que tiene ser la mayor, comenta con guasa, mientras devora su parte.
El señor del banco le ha dicho a papá que el interés que pagamos por la hipoteca es de un tres por ciento, pero mamá dice que cuando hayamos terminado, habremos pagado la casa dos veces.

Rosa M.

19 comentarios:

  1. Y todo es verdad.
    Las matemáticas no salen y menos cuando hay dinero y sentimientos de por medio.

    ResponderEliminar
  2. Rosa, como bien demuestras, las matemáticas de andar por casa no son una ciencia exacta.
    Un besote (ni uno más ni uno menos)

    ResponderEliminar
  3. A eso le llamo "las cuentas de la abuela " y sin duda como ha dicho Manuel esas si que son exactas, en ellas todo cuadra, ni falta ni sobra nada.
    Todos terminamos haciéndolas alguna vez.

    Un besote:)

    PD: por cierto, te he dicho que me encanta tu nuevo fondo, pues si! me encanta.

    ResponderEliminar
  4. Las ciencias exactas, en la vida real, son poco exactas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Todo es por culpa del redondeo, que cada uno lo calcula a su manera. Yo calculo que el micro te ha quedado... redondo, y muy real por cierto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. A lo largo de mis años he aprendido, por experiencia, que todo es relativo, que dos y dos son cuatro o venticuatro, todo depende del tiempo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hay casos en que las matemáticas y la realidad no andan al compás, verdad, Rosa?

    Quizá, cuando la niña crezca y el padre termine de pagar la hipoteca...

    Besos van

    ResponderEliminar
  8. Ay, las matemática!! Cuánta razón tiene el/la protagonista del relato. Todo no cuadra matemáticamente en la vida real. Casi siempre para peor,... aunque a veces ni falta que hace.

    Besoss, Rosa.

    ResponderEliminar
  9. Rosa, con mucho humor enseña tu relato muchas verdades, es fácil manipular las matemáticas con el lenguaje que algunos utilizan.

    Me gustó mucho.

    Besoss

    ResponderEliminar
  10. La frase final, Rosa, se hunde en el bolsillo del lector como un cuchillo en la mantequilla y -créeme- hace sangre.

    Me parece fantástico el tono elegido, cómo has conseguido la voz infantil y la forma en que has estructurado el andamiaje de este micro que contiene -mucha, pero mucha- crítica a nuestra forma de vivir.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Dichosas matemáticas, que enrevesadas y mentirosas que son algunas veces.

    Muy simpático relato.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Me recuerda una frase de mi profesor de matemáticas I en Química. Las matemáticas son una ciencia exacta pero dependen de la topología.

    ResponderEliminar
  13. A mi me gustan las matemáticas, y tus relatos.

    Gracias Rosa, por ponerle números a tus historias.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Esas matemáticas que nos cuentas son la ironía de la vida...
    No hay ciencia más exacta que las cuentas domésticas.
    Besicos

    ResponderEliminar
  15. La verdad que desde los ojos de ese niño/a, las matemáticas no tienen nada de exactas, mas bien son un enrevesado modo de que los mayores compliquen las cosas. Menos mal que cuando uno toma una calculadora, esta no falla, ¿pero quién sabe? quizás sean esas cuentas del día a día las que realmente son reales.

    Besos Rosa, me encanta la historia que cuentan tus números.

    ResponderEliminar
  16. Siempre crei en las matemáticas, pero luego de leerte me has "abierto" el cerebro. debere reveer todo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno, Rosa. Yo tampoco las he entendido nunca.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email