COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

viernes, 20 de noviembre de 2015

EL JUEGO


Me hacía la estrecha y forcejeaba para que él aplicase más fuerza a sus manos. Me gustaba sentir esa fuerza y dejarme vencer por ella. A la mañana siguiente, repasaba con mis dedos las huellas moradas de los suyos en mis muslos blancos. Eran mis trofeos y los atesoraba entre las piernas. En la oficina, pasaba mi mano por debajo de la falda y apretaba sobre aquellos rastros cárdenos disfrutando del dolor que me producía. Al llegar a casa él, me miraba suplicando perdón y besaba con delicadeza cada marca, a la vez que se excitaba, y yo volvía a cerrar con más fuerza para obligarlo a empezar de nuevo el juego que tanto me gustaba.

5 comentarios:

  1. Me suena de haberla leído con anterioridad, Me equivoco?

    Me encanta!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras directas, el erotismo es fuerte en el relato. Me gusta que allí no hay violencia, no se violenta a la otra persona cuando es un juego para los dos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Un juego peligroso. ME gusta cómo las apariencias engañan en los roles que desempeña cada uno.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email