COMPAÑER@S DE TRAVESÍA

jueves, 27 de noviembre de 2014

POLARIDAD

Fotografía de Erik Ravelo.


Acaban enredados en una telaraña de deseos opacos y turbios. No se conocen, pero sus cuerpos se han atraído como imanes. No hay nada más allá de su hambre. Nada fuera de aquella cama revuelta, de aquellas cuatro paredes. El mundo empieza y termina en la piel y en el pulso del otro. Sus ritmos se acompasan, sus jadeos y suspiros. Todo estalla y desparece. Se relajan, se acurrucan un momento sin decir palabra. Se levantan al unísono se visten deprisa y sin mirarse salen por la puerta cargados de culpabilidad.
Rosa M.

5 comentarios:

  1. Esas cosas pasan. A veces, afortunadamente. Y por fortuna tú nos lo cuentas así de bien. Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, creo que recuerdo este relato de un viernes ¿Puede ser? Y me ha parecido igual de bueno. Ese final... Uf...
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que no hay culpabilidad, ni lo piensan. Buen relato.

    ResponderEliminar
  4. Ese "sin mirarse" me ha hecho mirar tus palabras varias veces.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Con tus palabras el aire se mueve y se llena de vida

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO

SENSACIÓN EN LA TABERNA DEL CALLAO
Gracias Javier Merchante

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS

HEROES EN EL PLANETA DE LOS LIBROS
Gracias Lola Sanabria

Follow by Email